EscribiendoCine
30/10/2017 13:29

El Festival de Cine Iberoamericano de Huelva, cuya 43 edición tendrá lugar del 10 al 18 de noviembre, rendirá homenaje al recientemente fallecido actor Federico Luppi concediéndole el protagonismo de un ciclo de cine argentino, en el que se incluyen tres de sus películas más reconocidas, Martín (Hache) y Lugares comunes de Adolfo Aristarain, y Caballos salvajes, de Marcelo Piñeyro.

Martín (Hache)

(1997)

El Festival de Cine Iberoamericano ha contado con la presencia de Federico Luppi en varias ocasiones, la más destacada en el año 2000, cuando se le entregó el Premio Ciudad de Huelva, máximo reconocimiento del certamen onubense.

Además de recordar la destacada aportación de Luppi al cine iberoamericano con la proyección de varios de sus trabajos, el Festival de Cine Iberoamericano quiere proporcionar un espacio de honor a Argentina, el país al que está dedicada esta edición, con la programación de este ciclo de películas.

El ciclo argentino se completará con la proyección de Todo sobre el asado (Argentina, 2016), dirigida por Mariano Cohn y Gastón Duprat, un documental sobre el ritual de la comida y la carne en Argentina, con el que el Festival de Cine hace un guiño a la Capitalidad Gastronómica de Huelva, además de otras acciones que se están ultimando.

Las cuatro películas que integran el ciclo argentino se proyectarán en el Museo de Huelva, que se convierte este año en sede del Festival de Cine Iberoamericano, abriendo sus puertas para pases gratuitos hasta completar aforo.

Martín (Hache) (Argentina, 1997) es, sin duda, uno de los títulos clave en la filmografía de Luppi. En ella interpretó a Martín Echenique en un papel que le valió numerosos reconocimientos, entre ellos la Concha de Plata al mejor actor del Festival de Cine de San Sebastián. Acompañado en el elenco por Juan Diego Botto, Cecilia Roth y Eusebio Poncela, Luppi protagonizó una película que narra la relación entre un director de cine argentino afincado en Madrid y su hijo, una historia intimista cuyos diálogos marcaron una época.

En Lugares comunes (Argentina, 2002), Federico Luppii interpreta a Fernando Robles, porteño, que ya ha cumplido los sesenta y es profesor de literatura en la universidad. Lleva toda la vida casado con Liliana Rovira (Mercedes Sampietro). Juntos sobrellevan con esfuerzo y resignación las ausencias, las privaciones, la incertidumbre del futuro, la falta de proyectos, la desesperanza. Pero el mundo plácido y reflexivo de Fernando se ve profundamente alterado cuando recibe sin previo aviso la comunicación oficial en la que le informan de su jubilación forzosa, un hecho que va a cambiarle la vida.

La trilogía dedicada a Luppi se completa con Caballos salvajes (Argentina, 1995). La película cuenta la historia de José (Héctor Alterio), que ya tiene setenta años cuando conoce a un joven de 23, (Leonardo Sbaraglia). Aunque nada parece unirlos, a partir del momento en que se conocen ya nada puede separarlos. A ellos se une Ana (Cecilia Dopazo), una chica sin rumbo ni ilusiones. Los tres se sienten amenazados y perseguidos por gente que querría eliminarlos.

Comentarios