EscribiendoCine
29/10/2017 12:23

La película argentina La educación del Rey, de Santiago Esteves, estrenada en el 65 San Sebastián, es la única latinoamericana que participa de primera edición del Festival de Cine de Pingyao (China), que tuvo su gala de apertura anoche y es dirigido por el cineasta Jia Zhang Ke.

La educación del Rey

(2017)

Como un sueño cumplido, Jia Zhang Ke, uno de los directores chinos más reconocidos, que ganó en Festival de Venecia el León de Oro, vuelve a su tierra natal y escenario de varios de sus films para concretar un festival con secciones de cine de autor y de género que cuenta, además, con la subdirección de Marco Muller, el italiano que fue director artístico del festival de Venecia.

El nombre de este festival, , "Hidden Dragon Crouching Tiger" (dragón escondido, tigre en cuclillas), es un guiño a la película El Tigre y el dragón (2000), de Ang Lee, ya que en inglés y chino lleva el mismo nombre que el film.

En la competición participan 13 films divididos en dos secciones: la de Crouching Tiger, es para primeras y segundas películas y donde participa la película mendocina La educación del Rey y Hidden Dragon, dedicada a "descubrir" talentos ocultos en el cine de género.

El director mendocino Santiago Esteves estrenó en septiembre pasado este primer largometraje coescrito con Juan Manuel Bordón en la sección "Horizontes Latinos" de San Sebastián, luego la expuso en la Mostra Internacional de Cinema de San Pablo y ahora llega a este festival del gigante asiático.

La educación del Rey narra la historia de Reynaldo Galíndez, alias "Rey", un adolescente que al escapar de su primer robo cae en el patio de la casa de Carlos Vargas, un guardia de seguridad retirado. Tras ser descubierto, Vargas le ofrece un trato: el joven arreglará los daños que provocó en la casa a cambio de que no lo entregue a la policía.

Atravesada por el desierto y los cerros mendocinos, este relato con elementos del western explora la relación filial y conflictiva entre un hombre al final de su camino y de otro que recién empieza a transitarlo.

Para el joven director, que también estuvo al frente de la miniserie en la que se basó La educación del Rey y que se estrenó el año pasado en la Televisión Pública, la relación entre los protagonistas –Germán de Silva y el joven actor mendocino Matías Encinas- y sus dificultades "es lo que la hacen una película argentina" y "lo maravilloso de poder mostrar la película en un contexto así es la posibilidad de conocernos un poco más".

Desde el sábado, la antigua e imperial ciudad de Pingyao, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1997 y a 500 kilómetros de Beijing, será el escenario de este festival que abrió con Youth, de Feng Xiaogang, uno de los directores más populares de China y en el que, además, se exhibirán, Outrage: Coda, del japonés Takeshi Kitano; El reencuentro del estadounidense Richard Linklater y una retrospectiva del influyente director francés Jean Pierre Melville. Entre las iberoamericanas, los chinos podrán ver Verano 1993, de la catalana Carla Simón y A fábrica de nada, del portugués Pedro Pinho.

Comentarios