EscribiendoCine
23/08/2017 14:02

El 42 Festival Internacional de Cine de Toronto (TIFF, 7-17 de septiembre) anunció el programa de la sección Discovery, que este año cuenta con la mayor selección de su historia, compuesta por 45 películas de cineastas noveles de todas partes del mundo, de las cuales cuatro cuentan con participación argentina.

El futuro que viene

(2017)

La muestra comenzó a desvelar su programa hace casi un mes, empezando por las Gala Presentations y Special Presentations, continuando con Platform, TIFF Docs y Midnight Madness y, la semana pasada, las secciones Contemporary World Cinema y Masters.

Cabe destacar que este año, el TIFF contará con una selección más reducida en comparación con el año pasado, pero aun así, las cifras son impresionantes: la muestra proyectará 255 largos, 147 de ellos estrenos mundiales, 19 internacionales y 72 norteamericanos.

La representación argentina estará integrada por El futuro que viene, de Constanza Novick; Matar a Jésus, de Laura Mora (coproducción con Colombia); Princesita, de Marialy Rivas (coproducción con Chile) y Tigre, de Silvina Schnicer y Ulises Porra Guardiola

Estas películas se suman a Zama, de Lucrecia Martel (Masters); La cordillera, de Santiago Mitre; Una especie de familia, de Diego Lerman y Alanis, de Anahí Berneri que estarán en Contemporary World Cinema. Además, del ortometraje Nosotros solos, de Mateo Bendesky.

La sección Discovery, tal y como sugiere su nombre, pretende presentar y promover a directores nuevos y emergentes. Es probablemente el programa más emocionante del festival, ya que muchas de estas cintas tendrán su estreno mundial en Toronto, estableciendo un clima propicio a la exploración de nuevas voces de talento del cine mundial. Con temáticas que van desde el drama familiar claustrofóbico hasta retratos de pequeñas comunidades rurales, pasando por el descubrimiento de la sexualidad en la adolescencia y los temas LGTBQI+, Discovery se mantiene a la altura de su nombre.

Cabe destacar que, con estos  títulos, la Argentina es el país latinoamericano que aporta mayor cantidad de películas al festival, seguido por Colombia con cuatro, Chile con tres y Bolivia, Cuba, México y República Dominicana con un film cada uno.

Comentarios