Rolando Gallego
27/06/2017 15:32

Bruja (2017), la nueva película de Marcelo Paez Cubells (Omisión, Baires), un thriller que narra la historia de Selena, una madre soltera que vive con su hija adolescente Belén y es secuestrada por una red de trata de personas, inicia su rodaje el próximo 3 de julio.

Bruja

(2017)

Durante la presentación, en la que estuvieron presentes Erica Rivas, Miranda de la Serna, Pablo Rago, Leticia Brédice, Gregorio Rosello y Juan Grandinetti, se contaron algunos aspectos particulares de la historia, que comenzará a rodarse el 3 de julio en estudios de Martínez, y luego una semana en la localidad de San Antonio de Areco.

Bruja buceará en el submundo de la noche a partir de la desesperada búsqueda de Selena (Erica Rivas) de su hija Belén (Miranda de la Serna), atrapada por una red de prostitución encabezada por el personaje que interpretará Leticia Brédice y para la cual apelará a algunos “poderes” particulares. Rita Cortese es también parte del elenco de esta historia que utiliza ciertos elementos del realismo mágico para trabajar un tema de urgencia.

“Es la primera que dirijo algo que no escribí yo y fue pensar el elenco a medida que iba leyéndolo el guion” revela en exclusiva a EscribiendoCine Páez Cubells. "Tuve la suerte que se lo mandamos a estos actores impresionantes y fueron cayendo como una pieza de rompecabezas, Pablo Ini, el director de casting me ayudó con eso. La primera fue Erica Rivas, que parecía inalcanzable, era un sueño, más porque es una película de género, y le encantó”, concluye.

“Las mujeres somos brujas porque nuestro conocimiento no está dentro de lo científico, lo verdadero, lo real, nuestras potencias son lo emocional, lo empático, el dolor que sentimos cuando le pasa algo a alguna, el lugar de lucha colectiva, el lugar desde donde nos sentimos empobrecidas desde el lenguaje y esa necesidad de no victimizarnos sino de seguir luchando que tiene que ver con lo que queremos con esta película, empoderarnos, y por suerte en esto no sólo hay mujeres sino también hombres”,  comenta Erica Rivas.

Algo que comparte con Miranda de la Serna, su hija, con quien compartirá una vez más la pantalla “en el fondo todas las mujeres somos, no por hacer hechizos sino por la intuición y empatía como algo general, hablando de la película es algo que va a servir para hacer algo bueno”.

Leticia Brédice, que vuelve al cine nacional luego de El espejo de los otros (2015), asegura que le encanta el proyecto, "rodeada con este elenco increíble". “De chica siempre tuve algo, como paranormal, pensar situaciones y que pasen enseguida, o ver a una persona y saber qué va a hacer. En mi familia hay muchos casos, mujeres y hombres con fácil lectura de las cosas. No está bien visto, es un tabú, no me gusta de hecho a mí, la mayoría de las veces la pego, tengo muchas cosas místicas, no me asustan, tiene que ver con el desarrollo de mi intuición”, afirma a EscribiendoCine.

Pablo Rago será parte también del proyecto, enamorando a Selena (Rivas) con engaños. “Mi personaje es un mago medio trucho, de trucos de cartas, lo que va a ser fascinante es cómo conoce a una bruja de verdad, yo no creo en ellas, y cuando Marcelo me dijo que estaba asesorado por una de verdad es fascinante eso, cómo la atracción sexual que puede haber con el personaje de Érica va a ser un viaje para recuperar a nuestros hijos con una persona que tiene poderes va a ser divertido eso”.

La productora de la película, Ana Páez Cubells agrega sobre el proyecto y su origen que después de Baires (2015) Marcelo se juntó con el autor y desde el primer día la quiso contar, "me encanta que sea un protagónico femenino, cuando vean la película van a ver que habla de brujería pero también de la hermandad, los vínculos y me gusta que posiciona los protagónicos femeninos que tanto han hecho para el cine argentino.”

Juan Grandinetti y Gregorio Rosello tienen roles claves en la producción “Marcelo confió en mí desde el primer momento, me dio espacio y trabajar con este elenco es increíble porque es gente que admiro y aprecio”, dice el protagonista de Pinamar. “No es un tema fácil que se pueda tomar a la ligera, es una fábula y creo que a cualquier madre le gustaría ser bruja para rescatarla, acá hay respeto”, suma Rosello, quien dejará el stand up por unos días para embarcarse en Bruja.

Bruja iniciará su rodaje el 3 de julio durante cinco semanas.

Comentarios