Juan Pablo Russo
11/06/2017 13:37

La inmigración, la raza, la religión y la sexualidad son analizadas a fondo en American Gods, la serie basada en la novela homónima del británico Neil Gatman. Una road movie, de ocho episodios, centrada en la lucha de los dioses tradicionales, de los nórdicos a los africanos, versus las deidades del siglo XXI, de los medios de comunicación a Internet, por la protección de los hombres, de quienes obtienen su poder. La guerra entre lo moderno y lo antiguo es el motor que mueve la historia.

Blade Runner 2049

(2017)

Neil Gaiman nunca negó su fascinación por el cine y la televisión. Sus novelas Stardust y Coraline fueron llevadas a la gran pantalla y este año en el Festival Cannes se presentó How to Talk to Girls at Parties, basada en su cuento homónimo. Además, la transposición de su aclamada historieta The Sandman está en preproducción. En TV participó como guionista de Babylon 5 y Doctor Who, pero el debut de su obra en la televisión mundial se produce con American Gods, la adaptación de uno de sus trabajos más fascinantes.

La trama gira en torno a Shadow Moon (Ricky Whittle), un ladrón que sale en libertad días antes de lo previsto luego de que su esposa (Emily Browning) muere en un accidente automovilístico mientras le practicaba sexo oral a su mejor amigo. Sin nada más que perder, Shadow acepta un trabajo de guardaespaldas que le ofrece el extraño Mr. Wednesday ((Ian McShane), sin saber que en realidad es la reencarnación de Odín, quien vino a reclutar dioses para una gran batalla. Toda la serie será un recorrido por los Estados Unidos actual, donde conviven viejos y nuevos dioses, en completa desarmonía.

American Gods no solo trae como sello de calidad la obra de Gaiman. Sus dos creadores son dos dioses modernos de la televisión: Michael Green (guionista de Logan y de la futura secuela de Blade Runner) y Bryan Fuller (Star Trek: El Futuro Comienza, Star Treck). Ambos ofrecen un toque visual imponente y desarrollan algunos aspectos de la novela en forma diferente. Por ejemplo Shadow posee una inteligencia superior, se añadieron nuevos dioses, como Technical Boy, un reflejo a la veneración actual, o desde el principio se sabe que los dioses viven en la actualidad y pueden visitarse, algo que en el libro se descubría a medida que se avanzaba en la lectura.

Además, la marca de Fuller se nota especialmente en el ritmo narrativo con la utilización de un montaje veloz, la violencia explícita con caudales de sangre y la banda sonora compuesta por Brian Reitzell, un ex Red Hot Chili Peppers, que sorprendió también en otro trabajo de Fuller, Hannibal.

American Gods puede verse por Amazon Prime Video.

Comentarios