EscribiendoCine
08/06/2017 13:54

Lantouri, de Reza Dormishian (Irán), se llevó el primer premio de la Competencia Internacional del 17 Festival Internacional de Cine de Derechos Humanos que se realizó en la ciudad de Buenos Aires entre el 31 de mayo y 7 de junio. Tempestad, de la mexicana Tatiana Huezo Sánchez, se quedó con el galardón de la Competencia Latinoamericana de Documentales.

Los sentidos

(2016)

El jurado compuesto por Yvonne Welbon, Anabella Museri y Ondřej Moravec otorgaron por unanimidad el primer premio a Lantouri de Reza Dormishian porque "partiendo del carácter universal de los derechos humanos, se reconoce un thriller creativo, multifacético, que combina múltiples géneros y aborda diferentes temas propios de la agenda de derechos humanos: la violencia contra las mujeres, el funcionamiento de la justicia penal, el castigo, la salud mental, la controvertida Lex Talionis, y la ley de la justicia retributiva".

El largometraje ofrece distintas perspectivas, promueve preguntas sobre qué es la verdad y la justicia, e invita a la audiencia a considerar ¿cuál es el fin de la pena? ¿existen límites al castigo? Esta película muestra que es posible promover una defensa ferviente de los derechos de las mujeres y, al mismo tiempo, cuestionar nociones naturalizadas sobre formas de castigo que violan derechos fundamentales.

La mención especial recayó en Vivir y otras ficciones del español Jo Sol por su capacidad de invitar y acompañar en la reflexión sobre diferentes temas que por lo general se prefieren evitar. Es una película que interpela al espectador con preguntas necesarias para promover formas sociales más inclusivas.

En el apartado dedicado al documental latinoamericano el jurado integrado por Orly Yadin, Ricardo Casas y Soledad Cortés premió a Tempestad, de Tatiana Huezo Sánchez, otorgando menciones a Los sentidos, de Marcelo Burd, y Venían a buscarme, del chileno Álvaro de la Barra.

Entre los cortos triunfó el español Beti Bezperako Koplak, con menciones a Valparaiso de Carlo Sironi (Italia) y Hombre eléctrico de Álvaro Muñoz Rodríguez (Chile).

Entre los premios paralelos RAFMA distinguió a Murciélagos, de Felipe Ramírez Vilches (Argentina), mientras SIGNIS se decantó por Palabras de caramelo de Juan Amador (España) y Los ofendidos de Marcela Zamora.

Comentarios