Emiliano Basile
27/05/2017 12:55

La película 120 pulsaciones por minuto, del francés Robin Campillo, con la actuación del argentino Nahuel Pérez Biscayart, fue reconocida hoy por la crítica internacional como el mejor trabajo de la competición oficial del 70 Festival de Cannes. Visages, villages de Agnès Varda y JR gana el premio al mejor documental proyectado este año en las diferentes selecciones del festival

120 pulsaciones por minuto

(2017)

La Federación Internacional de la Prensa Cinematográfica (FIPRESCI) alabó esa historia sobre el activismo francés contra el sida de la década de los ochenta, que vio como "un film de amor, un filme sobre la vida", portador de esperanza".

Esa misma cinta recibió también hoy el premio François Chalais, otorgado bajo el mecenazgo del Ministerio francés de Cultura y del Centro Nacional del Cine y de la Imagen Animada a la película en competición que "mejor refleja la realidad del mundo".

En la sección oficial Una Cierta Mirada, la FIPRESCI distinguió a Tesnota del ruso Kantemir Balagov, que, a su juicio, ofrece un retrato "íntimo" de una comunidad judía encerrada en sí misma, mientras que en las paralelas Quincena de Realizadores y Semana de la Crítica ensalzó a la portuguesa A fábrica de nada.

La película de Pedro Pinho, presentada en la Quincena, es, según los críticos, "un film militante, sugestivo, que hace saltar las fronteras entre realidad, ficción, teatro y discurso sociológico" y resulta en una experiencia cinematográfica "perturbadora y provocadora".

Por otra parte, el Jurado Ecuménico, que premia desde 1974 a uno de los films en competición que mejor ensalce los valores humanos y solidarios, consagró a la japonesa Hikari, de Naomi Kawase, que invita por su poesía "a mirar y escuchar con más atención el mundo que nos rodea".

Hikari, que según el jurado impulsa el diálogo, "nos habla de responsabilidad, de resistencia, de esperanza, de la posibilidad de percibir la luz, incluso para aquellos que viven en la oscuridad".

El premio Œil d’or (“Ojo de oro”), ha coronado a Visages, villages de Agnès Varda y JR, presentado fuera de competición. La motivación: "el jurado se ha emocionado profundamente por la elección de Agnès y de ir al encuentro de las, por así decir, pequeñas personas, y por esta consideración del “otro” a través del arte; dos miradas conjugadas, tiernas y generosas..."

Comentarios