Rolando Gallego
01/05/2017 14:04

Necronomicón: el libro del infierno , es una de las mayores apuestas del cine de terror argentino de estos últimos años. Dirigido por Marcelo Schapces, el film evoca el universo de uno de los grandes maestros universales del terror, H P Lovecraft, trayendo sus criaturas de pesadilla a Buenos Aires.

Necronomicón: el libro del infierno

(2017)

Para su director Marcelo Schapces Necronomicón: el libro del infierno es entrar al mundo de Lovecraft en Buenos Aires, "su universo en una historia que sucede en la Biblioteca Nacional, en un Buenos Aires de pasado mañana, leyéndolo descubrí que uno está en la Biblioteca y si está ahí había que contarlo, además la leyenda urbana cuenta que Jorge Luis Borges era un fanático y suponemos que él le hizo una vieja ficha al libro y de esta historia armamos una historia muy siniestra, de horror, miedo, sobrenatural, con algo de humor"

Para el rodaje se utilazaron una amplia gama de efectos especiales prácticos, de maquillaje, y luego se pasará a la posproducción, donde los efectos digitales estarán a cargo de la empresa NUTS, sobre los dibujos creados por el dibujante Salvador Sanz, uno de los historietistas más respetados del país (autor y dibujante de los cómics “El esqueleto”, “Legion”, entre otros).

El elenco de Necronomicón: el libro del infierno está compuesto por Diego Velázquez, María Laura Calí, Victoria Maurette, Nico García, Claudio Ferraro, Claudio Martínez Bel y Claudio Da Passano, y cuenta con las participaciones especiales de Cecilia Rossetto, Daniel Fanego y Federico Luppi.

"Fue divertido y medio único porque no hay mucha posibilidad en el cine de acá de jugar algo tan de género, las actuaciones varían y uno puede probarse en este relato. Además está ubicado todo en este tiempo y Buenos Aires y lograron un guion muy único, los que lo hicieron son muy fanáticos de Lovecraft, metieron esto de Borges como custodio del Necronomicon, que le da una lógica interna que es muy buena", afirma Diego Velázquez en díalogo con EscribiendoCine.

María Laura Calí sostiene que el cine nacional y de género se merece una historia así. "No era una seguidora de Lovecraft ni del terror y he leído mucho y el director y guionistas saben mucho. Esto es una descubrimiento para mí, Lovecraft es un autor que genera terror por lo que no se ve". Luego agrega: "Hacer película de género te permite salir del naturalismo, de la realidad, y aportas cosas y te divierte mucho, poder romper el vínculo con el hermano y en el proceso de transformación es como hacer de loca".

La idea de basar el mundo de Lovecraft en Buenos Aires no es caprichosa: en muchos de sus relatos del llamado “Ciclo de Cthulhú”, Lovecraft ubica uno de los pocos ejemplares existentes del Necronomicón, el libro infernal, en la Biblioteca de Buenos Aires. Protegido por Jorge Luis Borges cuando fue Director de la Biblioteca, el Libro fue mudado en secreto a los sótanos del edificio actual, y de estos hechos literarios sumados a la leyenda urbana, nace el guión de Necronomicón: el libro del infierno, sobre una idea de su director, Marcelo Schapces, y escrito por el reconocido escritor y guionista de historietas Luciano Saracino, en colaboración con el novelista y editor Ricardo Romero.

"Esperamos poder estrenar en octubre porque la película tiene mucha posproducción, pero estamos gozando mucho este rodaje, hace 45 años que leo y veo películas de terror y para mí entrar en el género es un placer y aportar algo con Necronomicon me encanta", dice Marcelo Schapces

Necronomicón: el libro del infierno es un proyecto que ha llevado varios años concretar y será seguramente un aporte importante al incipiente y cada vez más numeroso cine de género en la Argentina, con una innegable proyección internacional.

Comentarios