EscribiendoCine
19/04/2017 01:14

Con la exhibición de Un lugar en el mundo, de Adolfo Aristarain, recuperada en 4K, fue inaugurada hoy la nueva Sala Digital DAC instalada en la casa del Director Audiovisual, sede de la entidad en Vera 559, CABA. La flamante sala está equipada con el único proyector laser 4k 3D Dolby 7.1 existente en un cine de Latinoamérica. Una perfección técnica de última generación con pantalla Silver de 7 x 5 metros y un total de 88 butacas de máximo confort.

Un lugar en el mundo

(1992)

El acto, donde se homenajeó a Eliseo Subiela, contó con la presencia del reconocido director argentino Adolfo Aristarain, además de figuras como Carlos Galettini (Presidente de DAC), Horacio Maldonado (Secretario de DAC), Juan Bautista Stagnaro, Carlos Sorín, Carmen Guarini, el DF Hugo Colace, el sonidista José Luis Diaz, Sergio Rentero y Fernando Madedo de la CINAIN.

DAC efectuó un cuidadoso relevamiento realizado entre todas sus directoras, directores, titulares y herederos representados, más de a 1.125 en la actualidad, cuyas obras cinematográficas involucran entonces a casi el total de las películas argentinas existentes. El resultado es más que alarmante. Hay muchísimo fílmico extinguido o a punto de perderse, pero lo más grave es que todo lo demás, o sea la mayor parte, realizado en los más variados formatos digitales, tiene una existencia meramente virtual.

En consecuencia, el cine argentino prácticamente no existe en las pantallas 2K del mundo, por encontrarse, en su mayoría, en formatos SD (PAL) y hasta con aspecto de pantalla 4:3. Cabe aclarar, para dimensionarlo con exactitud, que el PAL tiene una resolución de 0,4 Megapixels contra 2 Megapixels del FullHD y 8 Megapixels del UltraHD. Es decir, en la actualidad, la mayoría de las películas argentinas tienen como único soporte digital un master 20 veces menor que UltraHD. Así no pueden emitirse en ninguna de las grandes plataformas de exhibición nacional o internacional, que sólo aceptan 4K como respuesta a sus exigencias, en función de la más alta definición que proveen como servicio a una parte siempre creciente de sus espectadores.

DAC ante esta situación, tiene un legítimo e irrenunciable interés. Preservar y actualizar las películas, evitando que desaparezcan día a día, para resguardar el patrimonio cinematográfico nacional que la entidad representa. Es la única forma de generar derechos para sus directoras y directores como creadores de la obra audiovisual.

Después de examinar todas las opciones, DAC firmó un acuerdo de colaboración con Gotika, la más destacada empresa especializada de la Argentina, con experiencia en todo el mundo. Juntas pusieron en marcha el Plan Recuperar (www.recuperar.org), su plan de recuperación en 4K con la más alta calidad a nivel mundial. Es la concreta reposición en valor de nuestro cine nacional, para que pueda continuar existiendo y compitiendo, de igual a igual con las demás obras técnicamente actualizadas, generando todo el potencial de sus beneficios culturales y económicos en las más diversas pantallas y soportes. Incluso, las de mayor excelencia nacional e internacional.

Los primeros resultados pudieron comprobarse este próximo martes 18 de abril a las 20 horas con la proyección de Un lugar en el mundo de Adolfo Aristarain recuperada en 4K, con cuya exhibición fue también inaugurada la nueva Sala Digital DAC instalada en la casa del Director Audiovisual, sede de la entidad en Vera 559, CABA. La flamante sala está equipada con el único proyector laser 4k 3D Dolby 7.1 existente en un cine de Latinoamérica. Una perfección técnica de última generación con pantalla Silver de 7 x 5 metros y un total de 88 butacas de máximo confort.

Los primeros títulos puestos en valor el Plan Recuperación DAC, son: Un lugar en el mundo (1992), La ley de la frontera (1995), Martín (Hache) (1997), Lugares comunes (2002) y Roma (2004), de Adolfo Aristarain; En retirada (1984) y La búsqueda (1985), de Juan Carlos Desanzo; Juan Moreira (1973), de Leonardo Favio; Asesinato en el Senado de la Nación (1984), de Juan José Jusid; Perdido por perdido (1993), de Alberto Lecchi; Gracias por el fuego (1984), de Sergio Renán; Tangos, El exilio de Gardel (1985), Sur (1988) y El viaje (1992), de Fernando "Pino" Solanas; La película del Rey(1986), de Carlos Sorín; Hombre mirando al sudeste (1986), Últimas imágenes del naufragio (1989) y El lado oscuro del corazón (1992), de Eliseo Subiela.

Para Adolfo Aristarain el Plan Recuperar DAC es uno de los emprendimientos más importantes relacionados con el cine en este país. "Soluciona algo que tendría que haberse hecho hace tiempo.”

Eliseo Subiela, recuerda emocionado Carlos Galettini Presidente de DAC, respondió de inmediato, feliz por recuperar el cine argentino. “Eliseo fue uno de los primeros que confió en el proceso. Estaba contento porque el plan incluye más de 50 películas contemporáneas y porque quien iba a estar al frente de restaurar las suyas, era su propio director de fotografía, Ricardo De Angelis. No puedo olvidar su sonrisa.

Comentarios