EscribiendoCine
09/04/2017 13:37

El 17 Festival Internacional de Cine de Las Palmas de Gran Canaria finaliza después de diez días de proyecciones, charlas y actividades relacionadas con el mundo del cine. Un año más la capital insular se ha convertido en una enorme sala de proyecciones para recibir interesantes propuestas llegadas de todos los rincones del mundo entre las que este año han destacado la coproducción franco-china Bitter Money y la argentina Kékszakállú.

Kékszakállú

(2016)

Bitter Money, del director Wang Bing, resultó ganadora de la Lady Harimaguada de Oro de esta edición. “Un retrato formalmente preciso, inmersivo y devastador de un sueño chino convertido en pesadilla”, tal como se recoge en el fallo del jurado. La Lady Harimaguada de Plata recayó en la película Kékszakállú, del director argentino Gastón Solnicki, descrita por el jurado como “un objeto misterioso nacido en el castillo de Barba Azul”.

En ambos casos el jurado ha destacado el alto nivel de los largometrajes seleccionados en esta edición del festival, la alta participación del público y la buena acogida de las películas entre los espectadores.

En el apartado de cortometrajes resultó premiado El becerro pintado, de David Pantaleón. Aparte de los premios de la categoría general del 17 Festival Internacional del Cine de Las Palmas de Gran Canaria se destacan los de la sección Canarias Cinema que este año recayeron en The Vanished Dream, del director Juan S. Betancor (Premio Richard Leacock al Mejor Largometraje) y en Montañas ardientes que vomitan fuego, de Samuel M. Delgado y Helena Girón (Premio Richard Leacock al Mejor Cortometraje).

Comentarios