EscribiendoCine
31/03/2017 11:41

Este año la Competencia Internacional tiene la particularidad de contar con más de un 60% de óperas primas. La sección está integrada por películas de los cinco continentes y una fuerte presencia del cine latinoamericano (Uruguay, Bolivia, Chile, Brasil y Costa Rica). Del total de los 20 títulos compitiendo, 7 son dirigidos por cineastas mujeres y 5 son premier mundial, un número récord en el historial del Festival.

El candidato

(2016)

La sección cuenta con dos films argentinos: Una aventura simple (Argentina, 2016), de Ignacio Ceroi, director debutante que se anima al género de aventuras con la incertidumbre como columna vertebral; y Hoy partido a las 3 (Argentina-Paraguay, 2017), de Clarisa Navas, sobre el universo que rodea un torneo barrial de fútbol femenino. Desde Uruguay, Daniel Hendler se presenta con EEl candidato (Uruguay-Argentina, 2017), comedia sobre la construcción de la figura de un candidato político.

Otros títulos llegan de múltiples latitudes, comenzando por los vecinos brasileros con No intenso agora (Brasil, 2017), de João Moreira Salles, un potente ensayo político sobre la Revolución Cultural en China de 1966, y desde Bolivia el film Viejo Calavera (Bolivia-Qatar, 2016), de Kiro Russo, acerca del oscuro mundo de las minas y sus trabajadores. Dos películas de Centroamérica llegan a la sección oficial; por un lado Medea (Costa Rica-Chile, 2017), de la debutante Alexandra Latishev Salazar. Por otro, Atrás hay relámpagos (Costa Rica-México, 2017), de Julio Hernández Cordón, como un caleidoscópico relato generacional sobre la adolescencia. Ambas evidencian la explosión del cine de Centroamérica: renovación estética, más películas y mayor diversidad.

De Estados Unidos se verá My entire high schools in king into the sea, (USA, 2016), de Dash Shaw; film animado que dinamita el subgénero high school para obtener un film salvaje y colorido; y Darknight (USA, 2016), de Tim Sutton, sobre una reiterada pesadilla americana, historia ominosa de un horror subterráneo.

El cine hindú llega a la competencia de la mano de Newton (India, 2017), sátira política sobre las elecciones en un ciudad de provincia, dirigida por Amit V. Masurkar. El cine de Nigeria, por su parte, aporta una mirada singular sobre el matrimonio en The wedding ring (Nigeria-Burkina Faso-Francia, 2016), de la directora Rahmatou Keïta.

Comentarios