EscribiendoCine
26/03/2017 14:01

La película Los nadie, dirigida por el joven colombiano Juan Sebastián Mesa consiguió el Gran Premio del festival Cinélatino, que se desarrolló entre el 17 de marzo y la pasada noche en la ciudad francesa de Toulouse, en el sur del país. Cine en Construcción premió a La novia del desierto, de Cecilia Atán y Valeria Pivato. También fue galardonada Marilyn, de Martín Rodríguez Redondo.

La novia del desierto

(2017)

La ópera prima del realizador colombiano, de 27 años, retrata en blanco y negro la juventud de su Medellín natal a través de las vidas de cinco malabaristas callejeros que ansían viajar por América Latina para salir de una rutina opresiva.

Rodada, como dice Mesa, "en diez días y una noche", el film contó con actores no profesionales, sacados en muchos casos de las calles de Medellín, para desarrollar de forma fresca y muy viva la historia de cinco amigos, Camilo, Mechas, Manu, Ana y Pipa, por las calles de los barrios periféricos de Medellín.

Unidos por la estética punk y por la cultura urbana, sus protagonistas se ubican al margen de la sociedad -de ahí el título de la película- por deseo propio, no porque sus circunstancias personales les obliguen necesariamente a ello.

La idea de Los nadie parte de la propia experiencia vital del cineasta, que hace siete años dejó Colombia y partió como "mochilero" para recorrer Latinoamérica con unos amigos.

En el palmarés de esta 29 edición de Cinélatino, que se centró en el cine producido en la ciudad colombiana de Cali, también figura el film chileno Mala junta, de la chilena Claudia Huaiquimilla, que se alzó con el Premio del Público.

La película narra la amistad en el sur de Chile entre un joven conflictivo y otro de origen indígena discriminado por su aspecto, con el trasfondo de la situación de la comunidad mapuche, de la que forma parte la misma realizadora.

Mientras, el premio de la prensa FIPRESCI fue a parar a la cinta colombiana Pariente, de Iván Gaona, y el de mejor documental recayó en la también colombiana Jericó, el infinito vuelo de los días, de Catalina Mesa.

Por último, el cortometraje brasileño Rosinha, de Gui Campos, se hizo con el máximo galardón en su categoría, al igual que lo hizo en la plataforma profesional "En Construcción" la película chileno-argentina La novia del desierto, de Cecilia Atán y Valeria Pivato. Mientras que Marilyn, del argentino Martín Rodríguez Redondo se llevó el premio del los Distribuidores y Exhibidores.

Un total de doce películas se dieron cita en la competición oficial de largometrajes de ficción, mientras que siete documentales y nueve cortometrajes compitieron en sus respectivas secciones.

El festival organizó también conferencias, exposiciones y talleres que completaron un foro que reunió a más de cincuenta realizadores de países como México, Chile, Bolivia, Argentina o Perú.

Comentarios