Juan Pablo Russo
17/03/2017 22:04

La alemana Maren Ade construye con Toni Erdmann (2016) una comedia que pone de manifiesto el cortocicuito entre un padre sexagenario y una hija ambiciosa, capaces de todo para logar sus cometidos. Galardonada por FIPRESCI como la mejor película del año y premiada en todo el mundo, Toni Erdmann es arriesgada, solvente narrativamente y respira cine por todos sus poros. Sin estreno en Argentina pudo verse en la 13 Pantalla Pinamar.

Toni Erdmann

(2016)

Toni Erdmann hilvana con paciencia su trama en torno a un tema tradicional como puede ser el deseo de un padre por acercarse a su hija, radicada en otro país y miembro de una consultora internacional, y cortocircuita permanentemente su hiperrrealismo, cuidadosamente trabajado, con impulsos perturbadores y cómicos íntimamente ligados a la personalidad de uno de los dos protagonistas, un padre que llegará hasta a hacerse pasar por otro para conseguir penetrar el caparazón de su hija. Una enorme broma, casi disparatada, que se metamorfosea en una especie de lucha de poder donde el humor y el amor intentan espantar la frialdad y liquidar las distancias. La película juega con el funambulismo hasta llegar a veces al borde de la pérdida del eq

Comentarios