EscribiendoCine
05/02/2017 12:40

El joven Damien Chazelle se alzó anoche con el premio principal del Sindicato de Directores de EU (DGA, por sus siglas en inglés), cimentando aún más la condición de favorita de su musical La La Land: Una historia de amor para los Oscar. Mientras que Un camino a casa de Garth Davis obtuvo el premio al mejor director novel y el de los fotográfos.

La La Land: Una historia de amor

(2016)

Esta victoria se suma a las ya obtenidas por La La Land: Una historia de amor en los Globos de Oro -siete premios, récord de esos galardones- y en los premios del Sindicato de Productores de EEUU.

El ganador del máximo trofeo del Sindicato de Directores ha coincidido con el ganador del Oscar al mejor director en 62 de sus 69 ediciones.

"Hago películas porque soy un enamorado del cine, principalmente", admitió Chazelle, de 32 años, al recoger el premio al mejor director en el hotel Beverly Hilton, de Los Ángeles.

"Las películas son poderosas porque hablan a todo el mundo, a todos los países y a todas las culturas", agregó.

Chazelle se impuso en su categoría a Barry Jenkins (Luz de luna), Kenneth Lonergan (Manchester junto al mar), Denis Villeneuve (La llegada) y Garth Davis (Un camino a casa). Para los cinco contendientes era su primera candidatura a la estatuilla.

Davis, eso sí, se fue a casa con el premio al mejor director novel, por Un camino a casa. Mientras que la película ganó anoche también el premio de la  American Society of Cinematographersal elegir al fotógrafo australiano Greig Fraser como mejor DF.

Asimismo, Ezra Edelman fue reconocido por O.J.: Made in America como mejor director de documental, mientras que Miguel Sapochnik fue galardonado con el premio al mejor director de un episodio de drama en una serie de televisión, por el capítulo "The Battle of the Bastards", de Game of Thrones.

The Duffer Brothers triunfaron por Stranger Things (serie dramática), Becky Martin por Veep (serie de comedia) y Steven Zaillan por The Night of (miniserie).

Comentarios