Juan Pablo Russo
04/10/2016 17:40

Del 5 al 9 de octubre Buenos Aires será parte del festival de cortometrajes más grande del mundo: shnit International Shortfilmfestival, único con ocho sedes simultáneas en Moscú, Berna, Hong Kong, El Cairo, San José, Ciudad del Cabo, Bangkok y Buenos Aires.

Historias Breves 10

(2015)

"El shnit nació hace 14 años en Suiza y hace unos años tomó la decisión de crecer para ser un festival global llegando hoy en día a tener 8 sedes en cinco continentes. En el continente americano el shnit cuenta con Nueva York como digno anfitrión de una refinada y vivida ceremonia de premiación y cierre, San José de Costa Rica es la sede de Centro America y Buenos Aires es la única sede en Sur America. Tener una sola sede en Sur America es una decisión que surge, en primera medida, por cuestiones de logística. Coordinar 8 sedes alrededor del mundo es un trabajo de locos y todos los que trabajamos en el festival estamos un poco locos por el cine. En todo caso la elección de Buenos Aires como sede se debe al potencial de la capital argentina en materia de industrias culturales y las proyecciones a futuro que estas ofrecen", sostiene Juan Pablo Franky, director local, en diálogo con EscribiendoCine.

Las ochos sedes presentan la misma Competencia Internacional que este año cuenta con 64 cortometrajes de diferentes partes del mundo. Esta competencia ofrece 5 premios de US$ 20.000, y además cada sede realiza y premia una Competencia Nacional que varia dependiendo de la ciudad que la realiza. "Tambien presentamos una muestra fuera de competencia que los suizos gustaron en llamar Sabor Local, en nuestro caso la muestra se llama Dulce de Leche y presenta cortometrajes humanos y amables que hablande problematicas tan nacionales como universales", agrega Franky.

Los cortos de la Sección Dulce de Leche son El inconveniente, de Adriana Yurcovich; Abeja reina, de Lucía  Bonnells; Cuchipanderos, de Agostina Guala; Sentimental, de Sandra Flomenbaum; Firpo, de Fernando Caneda; Bollitos, del Colectivo Silbando Bembas, y El inicio de Fabrizio, de Mariano Biasín.

"El festival coloca sus ojos en la creatividad, la innovación y sobre todo el sentimiento. Me gusta pensar que los cortos del shnit son exactamente lo que pedía Sam Fuller del cine en su cameo en Pierrot, el loco; cortos que son un campo de batalla, con amor, odio, dolor, un lugar donde brillan las emociones", agrega el director local.

Desde el año pasado 12 cortometrajes argentinos tienen el honor de ser parte de la Competencia Nacional MADE IN Argentina, la cual se presenta con un jurado de lujo compuesto por el crítico David Obarrio, el director Che Sandoval y la actriz y directora Jazmín Stuart, y con $50.000 en premios de pos-producción.

La competencia nacional está integrada por Promenade, de Cirila Luz Ferron; El coral que trajimos de Brasil, de Martín Serra; Clausura, de Jesús David Barbosa; F5, de Santiago Fabrizio; La búsqueda, de Guido De Paula; Las arácnidas, de Tom Espinoza; El precio, de Gonzalo Bazillo; Fire, de Pablo Penchansky; Fantástico, de Tomás Sposato; La adolescente detrás de la caperuza roja, de Mauro Vekselman; Deportivo español, de Ignacio Verguilla; Camping, de Chama Chiacchiari; Esta es mi selva, de Santiago Reale, y Los primogénitos, de Emilia Pedrazzoli y Emiliano Pinto.

"Las expereciencias anteriores han sido realmente estimulantes. Cada año generamos un mayor impacto en el público, atraemos más patrocinadores y apoyos institucionales. Cuando la gente ve lo que tenemos para ofrecer realmente queda deslumbrada, la calidad de los cortos que ofrecemos es muy alta y el público lo agradece. Ver a la gente salir contenta de las salas o leer cuando nos escriben agradeciendo por la expriencia, eso ya nos deja muy satisfechos. Sin duda estamos demostrando que somos una cita ineludible en el calendario cinefilo de Buenos Aires, nuestra meta es ser el festival de cortometrajes más importante de todo Argentina", dice Franky para finalizar.

Con sede central en el Centro Cultural Gral. San Martín (Sarmiento 1551), la fiesta magenta del cortometraje este año brinda actividades paralelas para el público general en el Centro Cultural Recoleta, Charlas con docentes de Image Campus, la UCA y Guionarte, además de una proyección especial en súper 8, y un taller y muestra de juguetes ópticos ofrecido por Máquina de Mirar.

Comentarios