Rolando Gallego
28/07/2016 13:49

En un evento que terminó de formalizar el acuerdo entre la productora española Mediapro y Oficina Burman, compañía de producción liderada por Daniel Burman, se anunció ayer a la prensa especializada los pasos a seguir de ahora en más entre ambas empresas.

El rey del Once

(2016)

Las oficinas de Mediapro Argentina, en el barrio de Palermo, fue el lugar escogido para contar los avances del proyecto y disparar algunas ideas sobre aquello que vendrá dentro de muy poco tiempo. Además de Burman, estuvieron presentes Javier Méndez, responsable de contenidos de Mediapro y José D’Amato responsable de MediaPro Argentina.

EscribiendoCine pudo dialogar con el director de El abrazo partido y El rey del Once, quien ya viene trabajando con gigantes internacionales como TV Globo, Netflix y Turner en diversos proyectos de ficción, para conocer sus sensaciones sobre el acuerdo, el nuevo rol que asume dentro de la estructura y algunos detalles de los programas “siento que recuperé el entusiasmo de mi infancia para querer contar historias”, afirma.

¿Cómo te sentís con un 2016 lleno de trabajo?
Cansado, pero muy feliz, porque vivimos en un país donde trabajar de lo que uno le gusta es un privilegio, por lo que no tengo ningún derecho a ninguna queja. Cuando hace un año y medio soñábamos con poder crear una desarrolladora de contenidos pensando en el nuevo espectador sofisticado, en un mercado regional, que habla español pero que puede estar en otro lugar del mundo, apostamos a poder desarrollar historias, sabiendo que de diez proyectos quizás cinco iban a ser tirados a la basura y que sólo dos o tres merecían continuar y ser producidos, pensando en la idea que cuando uno esté listo para producir que produzca.

¿Cómo surgió el acuerdo con MediaPro?
El primer paso fue pensar esta desarrolladora de contenidos que produzca proyectos que valgan la pena y en este sentido el acuerdo con MediaPro nos permite expandirnos desde España, particularmente, para Europa, porque hoy es impensada la TV para un solo lugar, es moneda corriente pensar producciones que dialogan y que viajan y con un único autor o una productora, la colaboración es esencial para los productos.

¿Te gusta el nuevo rol que estás teniendo coordinando todo?
Me siento que recuperé el entusiasmo de mi infancia para querer contar historias, porque la estructura dramática de las series son mucho más complejas, te permiten navegar por diferentes universos, géneros y demás. Estoy feliz, es muy ambicioso todo, pero la verdad es que estaba en un momento de la vida en el que me encontraba aburrido de mi propio universo.

¿Hay plazos para el estreno de los productos?
Hay plazos pero las series van a estar cuando estén muy buenas. Hay una idea de hacer tres proyectos por año pero esto va a tener que ver con el grado de desarrollo de los mismos, con el arranque, con la incorporación de colaboradores como Ran Tellem (Homeland), un hombre de una experiencia enorme, del trabajo de Mario Segade, de Clara Roquet, y mucha gente conteniendo, porque uno es sólo una parte de él.

¿Piensan las ficciones para sólo un tipo de dispositivo?
El acuerdo con MediaPro tiene que ver justamente con esto, en producir proyectos que puedan estar en más de una plataforma y cada uno encontrará su propio lugar.

¿Se los piensa de alguna manera diferente?
No, es parte de la historia, no se piensa, cada historia encontrará el suyo, no hablamos de negocios, sino de historias.

Comentarios