Rolando Gallego
30/05/2016 00:03

El 28 de mayo dio por terminado el rodaje de Gilda: No me arrepiento de este amor (2016), biopic de Miriam Alejandra Bianchi Scioli, la cantante conocida popularmente como Gilda, fallecida hace 20 años en un trágico accidente automovilístico y con el que la realizadora Lorena Muñoz debuta en la ficción. "Gilda es de todos, pero con la película quisimos no solo pasar por Miriam cantante, sino también por Miriam mamá, maestra jardinera, amiga...", dice Natalia Oreiro en diálogo con EscribiendoCine.

Gilda: No me arrepiento de este amor

(2016)

La película, protagonizada por Natalia Oreiro, y con un elenco que incluye a Ángela Torres, Susana Pampín, Roly Serrano, Javier Drolas y Lautaro Delgado, entre otros, es producida por Habitación 1520, Benjamín Ávila y Maximiliano Dubois y la co- producción de Telefé Films.

“Es difícil ahora despegarme de la sensación de que acabo de terminar de filmar” confiesa Natalia Oreiro en una charla con EscribiendoCine. “Llegué a casa y lo que tenía era una sensación de paz, de decir, bueno yo puse todo, mis ganas, mi trabajo mi esfuerzo. Fueron ocho semanas de rodaje, y hubo un trabajo previo de ensayo y de investigación muy fuerte. Trabajamos mucho con Lorena Muñoz y de manera muy rigurosa para encontrar a Gilda”, afirma.

“Trabajamos con parte de su familia, amigas, que no solo me contaron cómo era ella sino que me dieron prendas, sus aros, sus pulseras, su reloj, que lo uso en la película como un amuleto para mí y eso también le aporta a la película mucha verdad”, continua dialogando sobre el proceso previo al rodaje de la película tan anhelada por ella.

Sobre la necesidad que tenía de hacer el film cuenta “Gilda es de todos, pero con la película quisimos no solo pasar por Miriam cantante, sino también por Miriam mamá, maestra jardinera, amiga, una mujer de 30 años con, para muchos, la vida resuelta y que decide dar un volantazo, y cambiar su vida con dos hijos y separarse, meterse en la cumbia, en contra de su madre. Para ella un cimbronazo pero ahí radica lo interesante del hecho cinematográfico en sí”, sostiene la actriz de Wakolda y Miss Tacuarembó.

Por su parte la directora Lorena Muñoz manifestó estar muy contenta de haber podido pasar del cine documental a la ficción y de hacerlo con este film “esta película es muy grande, en producción, cantidad de extras, todo en relación a los documentales que yo hago, que son de autor, por llamarlos de alguna manera y esta película igual es de autor y espero que la gente se sorprenda cuando la vea”.

Sobre el trabajo con los actores, algo a lo que no estaba acostumbrada asegura que trabajó con actores brillantes, pero también humanamente, "que para mí es muy importante, que disfruten el trabajo y no lo padezcan” y además agregó que tuvo que adaptarse a la nueva manera de trabajo a pesar que muchos le indicaron que iba a ser difícil filmar el guion “mucha gente que respeto me decía que no lo íbamos a poder filmar todo, que era muy difícil de filmar por la puesta en escena, la cantidad de planos secuencia que teníamos pensados. Una de las referencias para mí era Opening Night (1977) de John Cassavetes, director que amo, y me decían no sé si vas a poder, en ocho semanas de rodaje, una película argentina está en seis o cinco semanas promedio de rodaje, pero estoy muy contenta con el resultado”. Para terminar agregó información sobre las expectativas ante el estreno en septiembre “creo que si uno hace las cosas con trabajo, respeto, amor y pasión lo que vuelve es eso mismo”.

Gilda: No me arrepiento de este amor tiene una línea narrativa central que se desarrolla entre 1990 y 1996 y dos subtramas: una que muestra a Gilda cuando era niña, y admiraba a su padre, de quien recibió la inspiración artística. Y la otra es su adolescencia, interpretada por Ángela Torres, la muerte de su padre, y el momento en que termina de definir su vocación musical.

Para la actriz Susana Pampín (Dos Disparos, La luz incidente), que interpreta en el filme a la madre de Gilda, Tita, manifestó su felicidad por participar del rodaje “fue muy grato estar en este mundo, compartir con Natalia, fue muy divertido, pero también de una gran responsabilidad el interpretar a alguien que existió”. Y sobre cómo la gente recibirá la propuesta, Pampín fue contundente: “con mucha felicidad y sorpresa, porque hay mucha gente que no conoce la vida de Gilda, una amiga cuando se enteró que estaba en la película me dijo ‘yo la sigo desde no sé donde’ y hasta personas que no saben nada de ella, para mi será interesante acercar la visión de ella desde otro lugar. Además las canciones de Gilda son la banda sonora de nuestras vidas, ya por el hecho de la música y de ver a Natalia haciendo de Gilda yo iría”.

Por último, Lautaro Delgado, que vuelve a repetir pareja con Natalia Oreiro tras Francia (2009),  también dialogó con EscribiendoCine sobre su interpretación (hace del primer marido de Gilda) y sus expectativas: “Hay mucha ansiedad por el sueño de Natalia de hacer el personaje, yo que hace tiempo la sigo he visto los cambios conceptuales y físicos, y ese proceso de transformación de una actriz es valioso en sí mismo para ir a verla” y redobló la apuesta “también el debut de Lorena Muñoz en la ficción es para verla. Cuando terminamos ayer, y con el sueño cambiado que tengo, puse en INCAA TV Gatica, el mono (1993) y detecté cierta herencia de Favio en el cine de Lorena, que trasciende a Gilda, el viaje estético que van a ver va a estar muy bueno, les va a resultar entretenido y visualmente y poéticamente potente y maravilloso. Hay muchos “actores” que se juntan para hacer de Gilda: No me arrepiento de este amor una pieza arte que trasciende”.

El estreno de Gilda: No me arrepiento de este amor será para septiembre de este mismo año, en coincidencia con el vigésimo aniversario de la muerte de la cantante, fallecida a los 36 años en un accidente en Entre Ríos junto a su madre y su hija mayor.

Comentarios