EscribiendoCine
17/05/2016 18:23

El equipo de la película brasileña Aquarius encabezado por el director Kleber Mendonça Filho y la actriz Sonia Braga, se manifestó el martes 17 de mayo de 2016 contra el “golpe de Estado en Brasil” durante el estreno del film en el 69 Festival de Cannes.

“Un golpe tuvo lugar en Brasil”, “Resistiremos” y “Brasil ya no es una democracia”, proclamaban algunos de los carteles que mostraron el cineasta y su equipo en la alfombra roja, antes de volver a manifestarse al grito “¡Fuera!” en la sala del Gran Teatro Lumiere, minutos antes de la proyección.

Uno de los presentes abrió su camisa para dejar al descubierto una camiseta con la inscripción “Super Dilma” , en referencia a la presidenta de Dilma Rousseff, separada en mayo de su cargo en el marco de un proceso de destitución en el Senado, denunciado por la mandataria como un “golpe de Estado”.

Acto seguido, otras personas presentes en la sala desplegaron una bandera en la que se leía en inglés: “Stop the coup in Brasil” . Minutos después comenzó la proyección de Aquarius, la única película de América Latina entre las 21 aspirantes a la Palma de Oro.

En entrevistas previas al estreno en Cannes, los artistas deploraron el “golpe de Estado” del vicepresidente Michel Temer, que asumió la presidencia tras la apertura del juicio de destitución de Rousseff, y su decisión de cerrar el ministerio de Cultura integrándolo al de Educación.

Casi todos los films brasileños presentados en Cannes se financiaron en buena medida con ayudas estatales del gobierno a la industria cinematográfica, indicaron los artistas.

Comentarios