EscribiendoCine
22/04/2016 00:44

En el marco del 18 Buenos Aires Festival Internacional de Cine Independiente - BAFICI, el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA), anunció una nueva versión del programa El cine va a la escuela, en esta etapa tomada del modelo francés, dedicada a estudiantes secundarios.

Las nieves del Kilimanjaro

(2011)

El programa, que tuvo un antecedente desde el Ministerio de Educación a finales de la década pasada pero luego fue interrumpido, volverá con un nuevo formato inspirado en su modelo francés, dedicado a estudiantes secundarios de colegios públicos de todo el país con filmes nacionales.

El acto reunió a Alejandro Cacetta y Ralph Haiek, presidente y vicepresidente del INCAA, así como las coordinadoras por la programación argentina, Roxana Morduchowicz, y la cineasta Lucía Cedrón, por la agenda que incluye a producciones francesas a verse en Espacios Incaa.

“Es una buena oportunidad para generar nuevos espectadores para el cine nacional”, explicó Morduchowicz antes de presentar a Cacetta, quien según dijo fue quien la convocó para esta propuesta educativa, y “...puso todo su interés y energía para desarrollar este nuevo proyecto”, explicó.

“Para nosotros la generación de nuevas audiencias es uno de los cinco objetivos que tenemos en nuestra gestión, porque creemos que el cine argentino en cuanto a su producción, podemos disentir en cuanto a cantidad y calidad de lo que producimos, pero tiene un piso más que aceptable y esta demostrado que internacionalmente llegamos a una madurez que es fruto de muchos años de equivocarnos y aprender”, señaló Cacetta.

“Tenemos la gran falencia no solo en el cine argentino sino en todo el hecho fuera de Hollywood que es lograr que las audiencias, nuestro público mire nuestras películas y en esta propuesta de gestión, en diciembre nos reunimos con la gente de PCI (Proyecto Cine Independiente), por un programa a coordinar con el Institut Français y el Centre National de la Cinematographie" (CNC), recordó.

“Estaba en línea con lo que pensábamos debíamos hacer en cuanto a difundir y llegar a nuestras audiencias con nuestra películas, porque no solo podemos medir el éxito de nuestras películas por la cantidad de espectadores si no vemos la historia que estamos contando y siguiendo esta línea nos juntamos con el agregado de industrias culturales de Francia, Massimo Saidel y firmamos un acuerdo”, explicó.

"El programa educativo de la CNC que es acercar el cine a la escuelas, a los adolescentes, a la formación de estas audiencias que creo es fundamental generar, que empiecen a ver y a formarse con nuestro cine, donde en muchos de esos lugares, hablando federalmente, no tienen esa posibilidad, acostumbrados a otro tipo de cinematografía no llegan a lo nacional, tal vez muy pocas veces o nunca”, aseguró.

“Nuestra idea es generar programas sólidos, que crezca en el transcurso de los años, y que sea un programa que trascienda las gestiones, que no sean las decisiones políticas las que decidan o no su continuidad, sino que las decisiones sean de políticas cinematográficas y ese es el desafío y el objetivo de este programa que estamos desarrollando”, dijo.

“Por eso convocamos a los que trabajaron en esa línea, como Roxana, y en segundo punto pasar cine francés en nuestros Espacios INCAA y como contrapartida pasa algunas películas argentinas en Francia, y por eso nos acompaña en este programa Lucía Cedrón”, destacó Cacetta.

Morduchowicz dijo que 4 de cada 10 adolescentes argentinos nunca fueron al cine, y que la mitad de los que si lo hicieron nunca vieron un filme nacional, e hizo hincapié en que cada proyección destinada a los estudiantes irá acompañada de una publicación, un cuadernillo didáctico coproducido con la Enerc, para que los docentes trabajen sobre esos temas en las aulas.

“También haremos un spot con alumnos de los colegios que se verán en cines y en la televisión pública, en los chicos digan que necesitan el cine nacional para que más chicos como ellos se interesen en verlo y también un espacio del año en que los alumnos del secundario de todo el país puedan ver cine nacional a precio diferenciado reducido”, subrayó.

“Acepté este desafío por todos los chicos que nunca fueron al cine”, confeso Morduchowicz, quien a su vez anunció que las películas nacionales que se verán desde junio, a saber Infancia Clandestina (2011), de Benjamín Ávila, Un cuento chino (2011), de Sebastián Borensztein, Días de vinilo (2012), de Gabriel Nesci, Sin retorno (2010), de Miguel Cohan y Luna de Avellaneda (2004), de Juan José Campanella.

Por su parte, Lucía Cedrón informó acerca de las películas francesas que se verán como parte de este intercambio con ese país, Una botella al mar (2011), de Thierry Binisti y Las nieves del Kilimanjaro (2011), de Robert Guédiguian y también el ciclo “Cinco botones para una muestra”, que se presentarán en los Espacios INCAA de todo el país, durante este año.

Comentarios