Juan Pablo Russo
11/03/2016 20:59

En el marco de la 12 Pantalla Pinamar se estrenó mundialmente El encuentro de Guayaquil, segunda película de Nicolás Capelli (Matar a Videla), que recrea la cita que mantuvieron el General José de San Martín y Simón Bolívar en tierras de Ecuador el 26 y 27 de julio de 1822. “Queríamos bajar a los próceres del bronce y mostrarlos como seres humanos, con sus defectos y virtudes”, afirmó el cineasta.

El encuentro de Guayaquil

(2016)

En mayo de 1822, San Martín puso en marcha el último plan de batalla. Desde el puerto de El Callao, en Perú, donde ejercía como Protector, envió un emisario a Santiago de Chile y a Buenos Aires. Necesitaba 1500 hombres más, bien armados y dispuestos, para terminar definitivamente la guerra contra el imperio español. Pero Buenos Aires, dominada por Martín Rodríguez y Rivadavia, despreocupada por la suerte del resto del continente americano, no estaba dispuesta a colaborar con el general al que creía un enemigo político.

En Perú, el panorama era más confuso que alentador y las fuerzas realistas se reagrupaban, alentando las desconfianzas y quejas contra San Martín. Sólo quedaba entonces una solución: acudir a la ayuda de los ejércitos bolivarianos, que luchaban en el norte del subcontinente. El encuentro con Simón Bolívar tuvo lugar en Guayaquil, el 26 y 27 de julio. Entre ambos días, los generales mantuvieron una charla de casi seis horas, solos y en total secreto. Es así que ha pasado a la historia más por su misterio y las intrigas posteriores que por lo que verdaderamente aconteció. Allí, se pusieron en juego importantes diferencias, pero también grandes coincidencias

Protagonizada por el actor argentino Pablo Echarri como San Martín y el colombiano Anderson Ballesteros ('El Chili' en la serie Escobar: El patrón del mal), como Bolívar, la trama es la adaptación cinematográfica de la obra homónima escrita por Pacho O Donnell que en teatro interpretaron Lito Cruz (San Martín) y Ruben Stella (Bolívar), donde se recreaba el encuentro secreto que mantuvieron ambos Libertadores de América. Capelli  le agregó al guion -coescrito con Álvaro Arostegui- varios flashbacks sobre hechos puntuales a lo largo de historia "para poder entender lo que les había costado llegar a ese momento y darle mayor vuelo cinematográfico".

Con un multielenco, que incluye nombres como los de Luciano Castro, Nai Awada, Arturo Bonín, Emme, Eva de Dominicci, Ruben Stella, Gonzalo Suárez, Miriam Lanzoni, entre otros, la trama llevó cuatro años de investigación. "Lo que tiene de atractivo es que la historia se sigue repitiendo y eso hace que la película tenga vigencia", dijo el director en diálogo con la prensa.

“Esta historia demuestra que nuestros enemigos son los mismos de siempre y que las batallas que ellos libraron son las mismas de hoy. Los imperios que nos acosan pueden cambiar de nombre o bandera, pero son los mismos", agregó Pacho O Donnell luego de haber visto la película por primera vez.

Para el escritor argentino, Capelli pudo captar la esencia de la obra y destacó el trabajo de la fotografía, iluminada con velas, el sonido y el riesgo asumido en la música que acompaña gran porcentaje del metraje. También destacó el trabajo y la dirección de actores.

El encuentro de Guayaquil se estrena en los cines argentinos el próximo mes de junio.

Comentarios