Juan Pablo Russo
10/03/2016 14:15

En el marco de la 12 Pantalla Pinamar se presentaron adelantos de El cielo escondido y El (im)posible olvido los nuevos films de los cineastas Pablo César (Los Dioses de Agua) y Andrés Habegger (Cirquera), respectivamente. También se pudo ver un adelanto de Carne propia, ópera prima de Alberto Romero donde Arnaldo André le pone la voz a un toro.

El cielo escondido

(2016)

Además de la proyección de casi un centenar de películas, que incluye en su mayoría obras europeas y nacionales inéditas en nuestro país, la 12 Pantalla Pinamar también funciona como vidriera de pequeños adelantos de obras aún en proceso de postproducción que darán que hablar a lo largo del año en el resto del circuito festivalero.
En ese marco se pudo ver el work in progress de la nueva película de Pablo César El cielo escondido, una coproducción entre Argentina y Namibia donde se entrecruza una historia entre investigadores, tribus, teorías vinculadas a extraterrestres y virus mortales que sólo exterminan a la población negra.

Con guion de Pablo César y Liliana Nadal, la película cuenta la historia de Hermes, un antropólogo argentino que se encuentra en el seno de una aldea de la etnia Damara en Namibia. Hermes se dedica a buscar información sobre los conocimientos que se transmiten hace milenios de forma oral de chamán a chamán, con la convicción que el hombre ha sido creado por civilizaciones altamente desarrolladas en un pasado remoto. Allí conoce a Lavinia, una joven médica que trabaja en una ONG que asiste a mujeres en situación de riesgo sanitario. A partir de un desafortunado contacto con integrantes de una logia vinculados a un laboratorio de experimentación bacteorológica, Hermes decide dejar el territorio africano para regresar a su país, Argentina. Allí continuará con sus actividades de investigación pero la noticia de un virus devastador en la aldea damara lo hará retornar a Nambia.

El elenco principal cuenta con la participación de  Pablo Padilla en el rol de Hermes, Gift Uzera como Theo, Whilzahn Gelderbloem en el personaje de Lavinia. También acompaña en un rol destacado Amin Yoma.

Este es el décimo largometraje de Pablo César y el sexto que realiza en coproducción entre Argentina y una nación africana, desarrollando la cooperación Sur-Sur logrando un intercambio cultural, artístico e industrial entre ambos territorios.

El cielo escondido se filmó en 35mm y será exhibida en formato analógico (35mm) y digital (DCP) en todas las salas donde se realice su exhibición. Además, cuenta con dos escenas en Súper 8 que remiten a los sueños del protagonista.

La coproducción es Argentina-Nambia. César Producciones por la parte Argentina y New Mission Films por la parte Namibia. La película cuenta con apoyo del INCAA, de la Cancillería Argentina y del Namibia Film Commission (Namibia).

Otro de los WIP que se pudo disfrutar en la 12 Pantalla Pinamar fue el de El (im)posible olvido, séptima película de Andrés Habegger (Cirquera), y quizás su obra más personal, un viaje en primera persona a lugares conocidos y desconocidos.

El (im)posible olvido es un viaje interno, emocional y político adonde se alojan los olvidos. Un hijo va en búsqueda de su padre. Un padre desaparecido hace 35 años y convertido en polvo. Un polvo que cubre el horizonte. Un pasado repleto de olvidos y un intento de recuperar momentos, situaciones, gestos y objetos. Un deseo de saber qué sucedió, un proceso judicial y la intención de completar el relato de la historia inconclusa.

"Durante 1978 mi padre era periodista y militante de la organización política Montoneros y vivía clandestino en Argentina en medio de una violenta dictadura militar. Yo vivía en el exilio en México junto a mi madre desde 1977. Tenía 9 años y me movía solo en el D.F. Comía tacos al pastor, jugaba al básquet y probaba el mango y el chicharrón. Yo quería un padre presente y tenía un padre guerrillero. Pero lo admiraba e intentaba entender su ausencia", dijo Andrés Habegger sobre las motivaciones que lo llevaron a filmar esta película.

Luego agregó que "en julio de 1978 nos vino a visitar a México DF. De allí viajó a Rio de Janeiro, Brasil y se hizo polvo, desapareció para siempre. Lo secuestraron en un operativo conjunto militar argentino y brasileño. Y allí terminó una parte de la historia. Y allí también comenzó otra".

"Hace poco tiempo recuperé un diario infantil. Comencé a escribirlo cuando tenía nueve años, dos meses antes del secuestro de mi padre. Luego vino su viaje y su secuestro y allí deje de escribir el diario, sus hojas quedaron en blanco. Y mis recuerdos se llenaron de olvidos
", dijo para finalizar.

Con la coproducción de Taiga Films de la reconocida directora Lucía Murat (periodista, cineasta, militante que fue prisionera política entre 1971 y 1974, durante la dictadura brasileña)-, El (im)posible olvido se filmó en diferentes ciudades de Argentina, Brasil y México.

El tercer adelanto que se vio fue el de Carne propia, un documental ácido y crítico sobre el bife y la extraña influencia que ejerce sobre los argentinos.

Con guion y dirección de Alberto Romero (La loca Matilde), en Carne propia nn viejo toro campeón emprende el último viaje de su vida. Desde su verde y fértil pampa húmeda hacia su último destino: el matadero. En su viaje en camión por las llanuras, la voz de su pensamiento(Arnaldo André) recuerda las más extrañas historias sobre la carne argentina: La historia del Pueblo Liebig, la del 17 de octubre en el barrio de Berisso, y la de un Frigorífico recuperado por sus trabajadores y convertido en una Cooperativa.

Comentarios