Juan Pablo Russo
04/03/2016 16:36

Con la más reciente película de Corneliu Porumboiu, El tesoro (Comoara, 2015), estrenada en el 68 Festival de Cannes, dio nicio la 12 Pantalla Pinamar, encuentro de cine Argentino-Europeo, que entre el 5 y 12 de marzo se desarrollará en la ciudad balnearia. Se verán títulos de Philippe Garrel, Ken Loach, Bill Condon, Georges Gachot, Catherine Corsini, Sergio Castellitto, Gracia Querejeta, Daniel Guzmán, Bille August y James Kent. Del lado nacional se estrenará Operación México - Un pacto de amor con Luciano Cáceres, Angelita, la doctora, con Chino Darín, y El encuentro de Guayaquil con Pablo Echarri.

El tesoro

(2015)

Con la presencia de autoridades nacionales -Pablo Avelluto, ministro de Cultura de la Nación, y Enrique Avogadro, responsable de Cultura y Creatividad- y locales, el presidente del INCAA, Alejandro Cacetta, como el intendente Martín Yesa,  comenzó el festival creado por Carlos Morelli. También estuvieron presentes las actrices Graciela Borges, Antonella Costa, Graciela Dufau, la española Natalia de Molina, Sofía Brito, Mónica Lairana, los directores Ricardo Wullicher, Oscar Barney-Finn, el español Daniel Guzmán, Che Sandoval, Juan Martín Hsu, el actor Luciano Cáceres, entre otros.



Corte de cinta para Pantalla Pinamar 2016

El ministro de Cultura de la Nación, Pablo Avelluto, encabezó la inauguración del festival dedicado al cine argentino-europeo, que continúa hasta el 12 de marzo en la ciudad balnearia bonaerense.

"Estamos viviendo la aventura de seguir haciendo crecer a la industria cinematográfica argentina",
se entusiasmó Avelluto al tomar el micrófono frente a un cine Oasis repleto. El secretario de Cultura y Creatividad, Enrique Avogadro; el intendente local, Martín Yeza; y el director del encuentro, Carlos Morelli, también estuvieron sobre el escenario, junto con la actriz Graciela Borges, su par española Natalia de Molina, el director Daniel Guzmán y la vicepresidenta de la Academia de Cine de España, Gracia Querejeta.

A seis décadas de la película Los tallos amargos, Héctor Olivera recibió una distinción en nombre del recordado director y productor Fernando Ayala, quien fue su socio.

También fueron homenajeados Oscar Barney Finn, Ricardo Wullicher y Alberto Fischerman –a través de su hijo Pablo– por los 35 años de De la misteriosa Buenos Aires,

Antes de la proyección de El tesoro, del rumano Corneliu Porumboiu, Cacetta entregó otra placa al embajador de Irlanda, Justin Harman, país que este año cuenta con una sección especial en la grilla titulada “Imágenes de la libertad”.

Pensemos, que estamos una noche cualquiera en casa, rodeados de la familia, leyendo un cuento a al pequeño hijo de seis años, cuando un vecino llama a la puerta y pide prestado 800 euros. Uno se niega, incómodo, pero él explica que su pequeña empresa está arruinada por culpa de la crisis y tiene una deuda de 17.000 euros, más 17.000 de intereses (al 13%). Uno, que sigue incómodo, reitera su negativa ("lo siento, vecino, pero no puedo hacer nada") y continúa con la lectura. Pero unos minutos más tarde el timbre suena otra vez. Es su vecino de nuevo pero esta vez le pregunta si conoce la leyenda del tesoro oculto antes de la llegada de los comunistas y le revela que su tatarabuelo le ha transmitido el secreto. El jardín de su casa familiar esconde sin lugar a dudas un tesoro. Solo harían falta 800 euros para alquilar un detector de metales, pero si accede a colaborar, la mitad del tesoro será suyo.

Este es el sorprendente punto de partida de la nueva película del lúdico cineasta rumano Corneliu Porumboiu, El tesoro, que oficia de apertura de la 12 Pantalla Pinamar. Una "farsa" con trazas de cuento realista que constituye una prueba más del talento sereno de un realizador que se deleita en el humor absurdo y muestra una fina inteligencia como reflejo transversal de la sociedad de su país.

Porque tras reflexionar e informarse debidamente (en especial sobre el hecho de que un eventual hallazgo debe declararse al estado, que lo tasará y se adjudicará el 30% de su valor si se trata de un bien patrimonial), Costi (Cuzin Toma), que lleva una vida gris de funcionario, acepta la proposición de su vecino Adrian (Adrian Purcarescu). Así se lanzan nuestros comparsas en una absurda búsqueda del tesoro en compañía del tercero en discordia, un especialista en detección de metales (el hilarante no profesional Corneliu Cozmei). La búsqueda será digna de las esperanzas desmesuradas de los buscadores de oro de los westerns que asistirán a su obstinación, un día y una noche, en peinar concienzudamente un jardín y cavar una fosa profunda, una tarea agotadora que los nervios de la espera del resultado crispan todavía más...

Más allá de la dimensión eminentemente cómica de su desarrollo (con una seriedad digna de Buster Keaton), El tesoro desciende a las profundidades de la historia reciente de Rumanía ya que el lugar en el que transcurre el núcleo de la trama (con un guión escrito por el propio cineasta) ha conocido un destino agitado a merced de los cambios políticos. La casa ha sido ocupada por los alemanes durante la Segunda Guerra Mundial, nacionalizada por los comunistas en 1947, recuperada por la familia de Adrian tras unos años de traslado forzoso al sur del país, después sucesivamente convertida en farmacia, establo, guardería y por último bar de strip-tease después de la Revolución de 1989 antes de quedar en ruinas... La narración superpone estos elementos mediante pequeñas capas sutiles que acaban tejiendo un vasto panorama alrededor de los tres hombres y de su fosa. Panorama enriquecido por la realización muy trabajada, a pesar de su aparente simplicidad, de Corneliu Porumboiu. Y es que, como buen detector, el talentoso cineasta no ha dejado pasar la oportunidad de tratar una muy buena historia.

La 12 Pantalla Pinamar presentará además en exclusiva una cantidad de obras europeas aún sin comercialización asegurada en el mercado argentino. También, como ya es tradición, por única vez competirán entre sí, por el voto del público y de la crítica, todas las producciones de nuestro país que el año pasado concursaron en las secciones oficiales de los festivales internacionales conocidos como de “Clase A”.  El apartado  llamado "Y el ganador es..." estará integrado por El Clan, de Pablo Trapero (72 Mostra de Venecia); La Patota, de Santiago Mitre (68 Festival de Cannes); Mecánica popular, de Alejandro Agresti, y La luz incidente, de Ariel Rotter, ambas seleccionadas en el 30 Festival Internacional de Cine de Mar del Plata; Eva no duerme, de Pablo Agüero (63 Festival de San Sebastián); El movimiento, de Benjamin Naishtat (Locarno), y Guaraní, de Luis Zorraquin (Estonia).

Entre los preestrenos nacionales se verán Operación México - Un pacto de amor, de Leonardo Bechini; El encuentro de Guayaquil, de Nicolás Capelli; Angelita, la doctora, de Helena Tritek; La tierra roja, de Diego Martínez Vignatti; Ónix, de Nicolás Teté, y Paula de Eugenio Canevari. Se sumará a ellos la tan esperada coproducción con Perú, Colombia y España Magallanes, de Salvador del Solar triple ganadora del último Festival de Huelva, luego de pasar por Toronto y San Sebastián. En el apartado documental se podrán ver Agosto final, de Eduardo L. Sánchez: Favio: Crónica de un director, de Alejandro Venturini, y Amasekenalo, de Paulo Pécora.

Del lado europeo se suman títulos (y nombres) particularmente convocantes, varios de ellos lanzados –y algunos, también premiados - en los mayores certámenes internacionales. En ese listado aparecen, entre otros, The Here After (Magnus von Horn), Samba (Georges Gachot), Mr. Holmes (Bill Condon); Testamento de juventud(James Kent), Felices 140 (Gracia Querejeta), Jimmy’s Hall (Ken Loach), Corazón silencioso (Bille August), A cambio de nada (Daniel Guzmán), Dios Blanco (Kornél Mundruczó), A la sombra de las mujeres (Philippe Garrell), El nombre del hijo (Francesca Archibugi), versión del éxito teatral Le Prenom; Nuestras mujeres (Richard Berry), Tiempo de revelaciones (Catherine Corsini), Tótem lobo (Jean-Jacques Annaud), Techo y comida (Juan Miguel del Castillo) y Nadie se salva solo (Sergio Castellitto).

Habrá un estreno mundial: el de 1916: la Rebelión Irlandesa, de Ruán Magan y Pat Collins, con cuya exhibición la Embajada de Irlanda iniciará en Pinamar los festejos por el centenario del Levantamiento de Pascua, epopeya que derivaría en la independencia del país. Esa obra, narrada por Liam Neeson, se proyectará en la Argentina diez días antes de su revelación en su propio territorio. Otra encendida memoria histórica viene en Fango y Gloria (Leonardo Tiberi), con imágenes nunca vistas de la participación italiana en la Primera Guerra Mundial, custodiadas hasta ahora por el Instituto Luce, coproductor del film.

El cine argentino gozará de tributos a tres obras fundamentales. Son ellas De la misteriosa Buenos Aires, de Alberto Fischerman, Oscar Barney-Finn y Ricardo Wullicher, Del brazo y por la calle, de Enrique Carreras, y Los tallos amargos, de Fernando Ayala.

Tres países extranjeros tendrán esta vez un protagonismo especial, a través de sus respectivas delegaciones diplomáticas: Polonia, República Checa y Suiza. Celebrando el 30 aniversario de la Academia de Cine de España se exhibirán tres películas ganadoras del Goya nunca estrenadas en nuestro país: Celda 211, de Daniel Monzón; No habrá paz para los malvados, de Enrique Urbizu, y Pa negre, de Agustí Villaronga."La noche americana" estrenará Truth, de James Vanderbilt, con Cate Blanchett y Robert Redford, y Una madre indiscreta, de Lorene Scafaria, con Susan Sarandon.

La clausura del encuentro se hará con Ocho apellidos catalanes, secuela de la millonaria 8 apellidos vascos . Con el mismo director (Emilio Martínez Lázaro) y los mismos actores centrales de aquella (Clara Lago, Dani Rovira, Karra Elejalde, Carmen Machi), esta continuación se erigió enseguida en la película española más taquillera del 2015 en la Península, reeditando la hazaña de su antecesora.

Todas las funciones se harán en las Salas 1 y 2 del Complejo Oasis. Y desde este año se incorporarán proyecciones matinales durante los dos fines de semana que abarca el evento, que tendrá su habitual jornada de repeticiones el domingo 13. Las entradas costarán 20 pesos y habrá paquetes de diez localidades por 150 pesos.

Comentarios