EscribiendoCine
18/02/2016 15:53

Cómo todos los años Cineuropa ofrece un pantallazo de las películas que podrían ser parte del 69 Festival de Cannes (del 11 al 22 de mayo de 2016). El gran juego de los pronósticos de la internacional cinéfila, siempre excitante, y alimentado como de costumbre por las apuestas de los aficionados, empieza a hacer de las suyas, en contraposición al trabajo top secret del seleccionador del festival, Thierry Frémaux. Zama, de Lucrecia Martel, y Neruda, de Pablo Larraín, entre los títulos que están sonando.

Zama

(2017)

En la primera línea de salida de este vistazo a los posibles competidores por la Palma de Oro 2016 destacan naturalmente las nuevas películas de los anteriores vencedores y premiados en el festival. Algo así no desagrada a los partidarios de nueva sangre en el certamen, ya que se trata de maestros que no han sido consagrados por casualidad; en cuestiones de arte, este estado no es obligatoriamente sinónimo de academicismo sino a menudo de estimulación hacia la perfección. Por ello son más que esperadas en Cannes La Fille inconnue (The Unknown Girl) de los belgas Jean-Pierre y Luc Dardenne, Photographies de famille (Aventure Park) del rumano Cristian Mungiu, Julieta del español Pedro Almodóvar, la nueva cinta aún sin título del iraní Asghar Farhadi, Juste la fin du monde del canadiense Xavier Dolan, Agassi (The Handmaid)del coreano Park Chan-wook, After the Storm del japonés Hirokazu Kore-Eda, The Neon Demon del danés Nicolas Winding Refn, Goodbye Berlin del alemán Fatih Akin, Fai bei sogni (Sweet Dreams) del italiano Marco Bellocchio, La región salvaje (Untamed) del mexicano Amat Escalante, American Honey de la inglesa Andrea Arnold y I, Daniel Blake de su compatriota Ken Loach.

En cuanto a lo que puede llegar de Estados Unidos, los cinéfilos sueñan con un regreso a la Croisette de Martin Scorsese con Silence, pero también esperan Sully de Clint Eastwood, Loving de Jeff Nichols, una de las nuevas películas de Terrence Malick o incluso The Lost City of Z de James Gray (aunque su estreno parece programado para finales de 2016, principios de 2017...) y Paterson de Jim Jarmusch (¿algo compatible con su reciente adquisición por Amazon?). Todo esto sin olvidarse de The Light Between Oceans de Derek Cianfrance o de las posibilidades remotas de Nocturnal Animals de Tom Ford y La La Land de Damien Chazelle.

Las candidatas francesas también se apresuran para conseguir estar en la competición, como Paris est une fête (Paris is Happening) de Bertrand Bonello, Orpheline (Orphan) de Arnaud des Pallières, Ma Loute (Slack Bay) de Bruno Dumont (que se estrenará en Francia el mismo 11 de mayo), Personal Shopper de Olivier Assayas (que se estrenará en el país el 19 de octubre), Une vie (A Woman's Life) de Stéphane Brizé, Planétarium de Rebecca Zlotowski, Rester vertical (Staying Vertical) de Alain Guiraudie (que se estrenará en el país el 24 de agosto), Frantz de François Ozon (que se estrenará en salas galas el 14 de septiembre), La fille de Brest (150 milligrams) de Emmanuelle Bercot y Mal de pierres (From The Land of the Moon) de Nicole Garcia (estreno en Francia también el 19 de octubre).

En cuanto a Sudamérica, podemos sobre todo citar entre los candidatos más probables a Neruda del chileno Pablo Larrain, Zama de la argentina Lucrecia Martel y Aquariusdel emergente brasileño Kleber Mendonça Filho, mientras que Asia también puede creer en sus posibilidades, con las películas en lengua francesa Eternité del vietnamita Tran Anh-hung y La femme de la plaque argentique del japonés Kiyoshi Kurosawa, Harmonium de su compatriota Koji Fukada, o incluso Gokseong del coreano Na Hong-jin

Otros títulos más grandes están también en las quinielas de forma insistente, como la producción francesa Elle del holandés Paul Verhoeven, L'économie du couple del belga Joachim Lafosse, la enigmática On the Milky Road del serbio Emir Kusturica, Florence Foster Jenkins del inglés Stephen Frears, Oppenheimer Strategies del israelí Joseph Cedar, Story of Your Life del canadiense Denis Villeneuve, Snowden del americano Oliver Stone, The Last Face de su compatriota Sean Penn, L'histoire de l'amour del rumano Radu Mihaileanu, Les Beaux jours d'Aranjuez del alemán Wim Wenders, Viceroy’s House de la británica Gurinder Chadha y The Sense of an Ending del indio Ritesh Batra.

También hay que vigilar de cerca a Ana, mon amour del rumano Calin Peter Netzer, Sieranevada de su compatriota Cristi Puiu, Toni Erdmann de la alemana Maren Ade, O ornitólogo del portugués João Pedro Rodrigues, Free Fire del inglés Ben Wheatley, Grain del turco Semih Kaplanoglu, La Mort De Louis XIV del español Albert Serra o Lost in Paris del dúo belga-canadiense Dominique Abel y Fiona Gordon.

La producción francesa, que tiende cada vez más a apostar por candidaturas en el certamen generando una concurrencia demasiado abundante y relativamente peligrosa para los aletargados, podría contar en el festival con Réparer les vivants (The Heart) de Katell Quillévéré, Voir du pays (The Stopover) de las hermanas Delphine y Muriel Coulin, Dans la forêt (Into The Forest) de Gilles Marchand, Le jeune Karl Marx de Raoul Peck, Félicité de Alain Gomis, La prunelle de mes yeux (The Apple of my Eye) de Axelle Ropert, Victoria de Justine Triet, la cinta de animación Ma vie de courgette (My Life as a Zucchini) de Claude Barras, La loi de la jungle (Struggle for Life) de Antonin Peretjatko (estreno en Francia el 15 de junio) o las óperas primas M. de Sara Forestier, The Dancer de Stéphanie di Giusto, Grave (Raw) de Julia Ducourneau, Mon nom à Pigalle de Ekoué y Hamé (el dúo principal del grupo de rap La Rumeur), Mercenaire de Sacha Wolf y Compte tes blessures (A Taste of Ink) de Morgan Simon.

Por último, entre las películas de cineastas que llegarán del resto del mundo, también podemos mencionar Heartstone del islandés Gudmundur Arnar Gudmundsson, Valley of Shadows del noruego Jonas Matzow Gulbrandsen, The Giant del sueco Johannes Nyholm, Zoology del ruso Ivan I. Tverdovsky, la producción danesa Wolf and Sheep del afgano Shahrbanoo Sadat, Dogs del rumano Bogdan Mirica, Glory de los búlgaros Kristina Grozeva y Petar Valchanov, I Want to Be LikeYou de su compatriota Konstantin Bojanov, Quit Staring at my Plate de la croata Hana Jusic, Berlin Syndrome de la australiana Cate Shortland, Skoran del checo Petr Vaclav o incluso The Darkness del mexicano Daniel Castro Zimbrón

Con esto, pasamos lista (de manera no exhaustiva) a las posibles presencias de Cannes 2016, algo a lo que se añadirán muy seguramente comodines y descubrimientos, pero que ya promete una edición fascinante. Ahora solo queda esperar la confirmación de que este potencial llegará al Grand Théâtre Lumière.

Comentarios