EscribiendoCine
29/12/2015 17:43

Este verano, la Casa Nacional del Bicentenario (Riobamba 985-CABA) presenta el ciclo de cine al aire libre: Grandes ficciones argentinas. Las funciones serán los jueves a las 19 y domingos a las 17 con entrada libre y gratuita. Entre las películas programadas se encuentran Kryptonita, El Clan, El Patrón, radiografía de un crimen y El 5 de Talleres.

Kryptonita

(2015)

Se trata de un repaso por algunas de las películas argentinas más destacadas de los últimos años, películas que recorrieron los principales festivales del mundo, recogiendo importantes premios internacionales.

Prestigiosos directores nos acercan sus obras, trazan nuevos horizontes en las ficciones, proponen un recorrido por diversos géneros.

Componen el ciclo, películas arriesgadas, más intimistas, como Favula de Raúl Perrone (11 y 14 de febrero), una suerte de malvado cuento de hadas que recrea un mundo mágico con citas al cine mudo y una búsqueda experimental en el relato; grandes producciones basadas en hechos reales como El Clan de Pablo Trapero (4 y 7 de febrero) o Wakolda de Lucía Puenzo (28 y 31 de enero) y la multipremiada y gran suceso de público y crítica, Relatos salvajes, de Damián Szifrón (7 y 10 de enero).

El suspenso y el drama también estarán presentes con La Patota, de Santiago Mitre (14 y 17 de enero), personal remake sobre la obra de Daniel Tinayre que nos sumerge en la más profunda y desfavorecida zona de Misiones. Otra importante producción es El Patrón, radiografía de un crimen, de Sebastián Schindel (18 y 21 de febrero), una sólida propuesta con un fuerte guión y excelentes actuaciones, que ahonda en la explotación laboral, la tortura psicológica y la corrupción. El barrio y sus códigos naturales son retratados como pocas veces en la película El 5 de Talleres, de Adrián Biniez (21 y 24 de enero) la historia de un jugador de fútbol que se debate entre sus principios, el amor y su pasión. Por último, una historia de superhéroes con Kryptonita, de Nicanor Loreti (25 y 28 de febrero), película arriesgada en un género poco explotado en el cine argentino.

Comentarios