EscribiendoCine
24/08/2015 14:10

La niña de tacones amarillos, una película de Luján Loioco, y Círculo, un corto de Eduardo Pinto, fueron los grandes ganadores de la cuarta edición del Festival de Cine Nacional Leonardo Favio, que se realizó en la ciudad de Bolívar hasta el sábado 22 de agosto.

La niña de tacones amarillos

(2015)

La niña de tacones amarillos habla de como se crece de golpe sabiendo que las decisiones marcan a fuego cualquier sueño que se tenga por cambiar una realidad. Isabel (Mercedes Burgos) entra en escena corriendo y bailando, como una ráfaga fresca en el árido paisaje de Tumbayá, Jujuy. Sonrie, se mueve, juega con su cabello, desea ser como su ídolo musical Gloria (¿es Emme?) y pasa las tardes en la casa de su amiga Sara pintándose las uñas y hablando de chicos.

Isabel sabe que en Tumbayá no podrá encontrar aquello que la libere de esa cárcel de rutina y tedio, de siesta obligada y trabajo codo a codo con su madre en la entrega de comidas caseras. Cuando llega al pueblo un contingente de obreros para construir un hotel, la joven cree encontrar una oportunidad al ver en Miguel (Manuel Vignau), el vehículo para salir de allí. Consigue unos zapatos de taco amarillo (cualquier comparación con el video “Let's Dance” de David Bowie es evidente) que se convertirán en el objeto que marque el cambio de la niña a la mujer esperada.

El film tiene mucho de una novela que hace unos años protagonizó Salma Hayek y que se llamó Teresa (1989), que contaba como una joven de clase baja aspiraba a través de engaños y seducción cambiar su status social. Acá la situación no llega a tanto, pero sí Isabel va transitando el paso de niña a mujer a fuerza de mentiras. Luján Loioco rodea a su protagonista con travellings envolventes, primeros planos, detalles de su cuerpo, para afirmar la necesidad imperiosa que posee la joven por cambiar su vida de pueblo. Un relato sobre la transición y cambio corporal que la directora cuenta con honestidad.

En el rubro largometraje la mención recayó en Bolishopping, de Pablo Stigliani, film que focaliza en el trabajo esclavo y la trata de personas, mientras que Inmentis, un corto de tinte fantástico dirigido por Francisco de la Fuente se llevó el premio Taiquen.

Esta nueva edición se lleva a cabo por segundo año consecutivo en el nuevo Cine Avenida, edificio restaurado bajo los programas nacional "Más Cerca" e "Igualdad Cultural", del Ministerio de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios, gestionados por el intendente de Bolívar Eduardo "Bali" Bucca.

Comentarios