EscribiendoCine
18/08/2015 15:38

Entre el 20 y 26 de agosto se realizará en Cinemark Palermo una nueva edición Green Film Fest,  el Festival Internacional de Cine Ambiental que tiene como objetivo concientizar a través de la cultura, al utilizar el cine como medio para acercarle a la gente información y entretenimiento, y lograr la sensibilización en temas fundamentales para nuestra calidad de vida. Entre las 16 películas que se presentarán se encuentra La sal de la tierra, de Wim Wenders y Juliano Ribeiro Salgado; Navetierra: Un nuevo mundo en el fin del mundo, de Mariano Torre y Agustín Núnez, y Jane & Payne, de Boy Olmi.

La sal de la tierra

(2014)

La sal de la tierra relata el universo poético y creativo del gran artista contemporáneo Sebastião Salgado, fotógrafo brasileño que ha viajado por todo el mundo, y ha retratado el hambre, la sed, el trabajo, el exilio, la violencia, la muerte. Salgado ha captado con su cámara el germen de la miseria, se ha dejado seducir por cada uno de los rincones del continente africano, tanto por su enfermedad como por su imponente misterio

Sin embargo, en algún momento de su carrera dejó atrás al ser humano para centrarse en la inmensa naturaleza. Lo hizo después de repoblar de árboles junto a su esposa Léia Wanick una zona de Minas Gerais, en Brasil, donde ya no había ni vegetación ni fauna. Demostraron que la mano del hombre no siempre destruye, también crea. De ese éxtasis final en la vida de Salgado se nutre La sal de la tierra, el último documental de Wim Wenders codirigido junto a Juliano Ribeiro Salgado.

Hace tiempo que Wim Wenders se ha convertido en un tipo que fagocita vidas y talentos de otros para firmar sus obras. Esta vez le ha tocado a Salgado. El fotógrafo siempre se ha diferenciado por la inusual belleza de sus imágenes. Incluso le han llegado a criticar por eso, como si a este mundo le sobrara belleza. Y es justamente la obsesión por el papel de las imágenes en el mundo sobre lo que gira toda la filmografía del cineasta alemán. Ambos artistas persiguen una redención, Wenders está obsesionado con la salvación de la realidad a través de la imagen y Salgado espera paciente volver a tener fe en el ser humano.

Por su parte, el festival también presentará  Navetierra: Un nuevo mundo en el fin del mundo, de Agustín Muñiz y Mariano Torre, que con producción de Elena Roger prosigue con  los conceptos del arquitecto Michael Reynolds, creador de las NaveTierra (Earthships), persiguiendo la idea de que el trabajo en equipo puede ser la clave para lograr cambios positivos en la manera en la que vivimos. Navetierra: Un nuevo mundo en el fin del mundo no es sólo una casa que se provee agua a sí misma, mantiene automáticamente una temperatura confortable o recicla sus propios desperdicios, sino que es un proyecto que integra las necesidades de los seres humanos con formas más limpias y responsables de construir y vivir.

Otros films que integrarn la programación será Jane & Payne, de Boy Olmi, centrado en la relación entre Jane Goodall y Roger Payne, que después de admirarse toda su vida, se encuentran en el mítico campamento de observación de ballenas que él creó en su juventud para convivir en medio de la naturaleza extrema. Con la Península Valdés, Patagonia Argentina, como testigo, Jane y Roger conversan sobre el ambiente, las selvas y los océanos, la deforestación, pero también sobre la felicidad, su anhelo de paz y las posibles soluciones a los problemas que enfrenta la Humanidad.

La programación también incluye a Racing Extinction (Estados Unidos, China, Inglaterra), Bikes vs Cars (Suecia), Amazonia (Francia, Brasil), Land Fillharmonic (Paraguay, Brasil, Estados Unidos ), Just Eat It (Canadá, Ingalterra, Estados Unidos), La tragedia electrónica (España), Black Ice (Países Bajos), My Stuff (Finlandia), Planetary (Estados Unidos, Inglaterra), Pump (China, Estados Unidos), Walking Under Water (Polonia, Estados Unidos), Cowspiracy (Estados Unidos) y Monsoon (India, Francia, Canadá).

Comentarios