EscribiendoCine
17/08/2015 15:31

El tercer cortometraje de ficción de Roberto Doveris, que participará del 11 Festival Internacional de Cine de Santiago, SANFIC 2015, cuenta con un elenco compuesto por actrices chilenas, y la argentina Maria Canale (mejor actriz en Locarno 2011).

Abrir puertas y ventanas

(2011)

Durante una noche, un grupo de actrices se reúne en casa de Nico, una enigmática estrella de cine. Pero toda la normalidad cambia con un inocente juego de espiritismo, liberando una presencia invisible que hará florecer todo el mal latente en estas mujeres. Esa es la sinopsis de Actriz de reparto, corto de ficción de 12 minutos de duración, dirigido por Roberto Doveris, y que será estrenado en la competencia Talento Nacional en la próxima edición del Santiago Festival Internacional de Cine, SANFIC 11, del 25 al 30 de agosto en distintas sedes en la capital.

Actriz de reparto es un cortometraje que reflexiona sobre la relación que hay entre la figura de la mujer y el terror en el cine”, explica el realizador, “es un corto más bien experimental, reflexivo, súper metalingüístico. Y tiene la particularidad de que todos los personajes son actrices de cine, de ahí su nombre. Por eso escogí un elenco donde todas hubiesen sido protagonistas de una película”. Para Doveris este es su tercer cortometraje y es, además, la antesala a su primer largometraje llamado Las Plantas, el cual ganó el Premio Epicentre Films en BAL y participó en el Marché du Film en Cannes, en sección BAL Goes To Cannes en 2015.

El elenco de Actriz de reparto está compuesto por las chilenas Viviana Herrera (Play, de Alicia Scherson), Gabriela Arancibia (Bonsai, de Cristián Jiménez), Ingrid Isensee (La Voz en Off de Cristián Jiménez, El Bosque de Karadima, de Matías Lira), Sofía Oportot (Las Niñas, de Rodrigo Marín), Patricia Rivadeneira (Caluga o Menta, de Gonzalo Justiniano) y la argentina Maria Canale (Abrir puertas y ventanas, de Milagros Mumenthaler, con la que obtuvo el Premio a la Mejor actriz, en el Festival Internacional de Cine de Locarno 2013).

Para el rodaje, Doveris trabajó también con un equipo integrado exclusivamente por mujeres y explica que eligió hacerlo de esta manera ya que “era una forma de reivindicar a las mujeres en el género de cine de terror. Por ejemplo, la posesión demoníaca siempre es representada con mujeres, nunca hay hombres poseídos ¿por qué no existe la posibilidad de que un hombre sea poseído? Porque está la concepción de que son las mujeres las portadoras del mal, son las que se vinculan con el diablo, son una puerta hacia lo desconocido… esa es una visión muy machista de parte del cine de género”, explica.

Maria Canale no dudó en viajar hasta Chile cuando recibió la invitación del director: "Cuando Roberto me convocó para este proyecto le dije que sí al instante, sabía que iba a ser puro disfrute y lo confirmé durante el rodaje y mi estadía en Chile. Viajé desde Argentina para participar de este corto realizado a fuerza de amistad, trabajo y locura. Roberto es un director Total, cocinó para el equipo, ensayó con minuciosidad, se divirtió muchísimo en el set, me recibió con máxima hospitalidad en su casa y por supuesto fue el rey de la tribu femenina de actrices y técnicas que lo seguimos a puro goce y confianza”, relata la actriz.

Comentarios