Juan Pablo Russo
10/05/2015 10:57

No todo es vigilia, del catalán Hermes Paralluelo, una coproducción entre España y Colombia, obtuvo el premio al mejor largometraje del 5 Festival Internacional de Cine Independiente de Cosquín cuya ceremonia de clausura se realizó la nohe del sábado con la proyección de Al centro de la tierra, de Daniel Rosenfeld,

No todo es vigilia

(2014)

En No todo es vigilia, Hermes Paralluelo narra una historia de amor que comienza cuando sus protagonistas, Antonio y Felisa, llevan más de 60 años juntos y su frágil estado de salud les impide cuidarse mutuamente. La posibilidad de tener que ir a vivir a una residencia de ancianos aparece en el horizonte como una amenaza. El film retrata el amor en la vejez, las noches en duermevela por miedo a la soledad, a la muerte y a la separación del amado. El temor a dejar la vida en manos ajenas y perder la independencia.

El jurado de este apartado, conformado por Gabriela Trettel, Iván Pinto Veas y Paulo Pécora, entregó menciones especiales al documental Victoria, de Juan Villegas, y a la película brasileña A Vizinhança do Tigre, de Affonso Uchoa.

En la Competencia de Cortos, cuyo jurado fue integrado por Liliana Paolinelli, Eva Cáceres y Santiago González Cragnolino, el primer premio recayó en Día Branco, del brasileño Thiago Rearte, con mención a Me olvidé!, de Teddy Williams. Mientras que en Cortos de Escuela el gran ganador fue Esta es mi selva, de Santiago Reale, film que además obtuvo el Premio INCAA TV. La mención especial fue para Sinfonía Húngara, de Solange Denker y Emanuel Landivar y el premio RAFMA (Red Argentina de Festivales y Muestras Audiovisuales) se lo llevo Reina Sofía, de Micaela Ritacco. El jurado de esta sección lo integró Martín Ipararraguirre, Julia Pesce y Federico Ambrosis.

El 5 Festival Internacional de Cine Independiente de Cosquín comenzó el pasado miércoles 6 de mayo con la proyección del film australiano Charlie´s Country, de Rolf de Heer y presentó más de 60 películas en sus diferentes secciones.

Comentarios