EscribiendoCine
14/03/2015 19:57

La película mexicana 600 millas y la guatemalteca Ixcanul, ganadoras en la pasada Berlinale, se alzaron con los dos premios más importantes de la edición 30 del Festival Internacional de Cine de Guadalajara (FICG), que concluye hoy. El Patrón, radiografía de un crimen, de Sebastián Schindel, consiguió los premios a Mejor Ópera Prima Iberoamericana y Mejor Actor para Joaquín Furriel.

El Patrón, radiografía de un crimen

(2014)

La cinta Ixcanul, del director Jayro Bustamante, fue galardonada como la mejor película Iberoamericana y como mejor director, reconocimientos que se esperaban debido a las buenas criticas y comentarios que recibió durante todo el festival.

Rodada en lengua maya, Ixcanul muestra la historia de María y como se enfrentan las mujeres indígenas a las costumbres de sus comunidades. Por su premio en el FICG, la cinta podrá ser considerada para contender en los premios Golden Globe.

Con el premio Mezcal a mejor película mexicana el director mexicano Gabriel Ripstein reafirmó el éxito alcanzado en el pasado Festival de Cine de Berlín, donde 600 millas, que aborda el tráfico de armas entre Estados Unidos y México, ganó como mejor ópera prima. La mención especial fue para Shih (España / México / Argentina) de Bruno Zaffora y Rafael Ortega Velderrain.

Durante la entrega de los premios del FICG, que tuvo 110 películas en las cinco secciones oficiales en competencia, la mexicana La delgada línea amarilla se llevó el mayor número de premios.

El film fue reconocido con el mejor guión iberoamericano, el premio especial del jurado de la sección de largometrajes iberoamericanos, el premio del público, el premio de la prensa especializada y el de la Academia Jalisciense de Cinematografía.

La cinta del argentino Sebastián Schindel El Patrón, radiografía de un crimen también se llevó el premio a mejor ópera prima iberoamericana y como mejor actor fue galardonado Joaquín Furriel.

El reconocimiento a la mejor fotografía iberoamericana fue para Juan Carlos Gil, por la película colombiana ¡Que Viva La Música!. En el premio a la mejor actriz hubo un triple empate entre las tres protagonistas de la cinta cubano-colombiana Venecia, Claudia Muñiz, Marianela Pupo y Matibel García.

En la categoría de documental iberoamericano el largometraje chileno La once, de Maite Alberdi, ganó como mejor película; mientras que la mexicana El tiempo suspendido, de Natalia Bruschtein, se alzó con el premio especial del jurado.

En los premios paralelos fueron elegidas El tiempo suspendido, con el premio de la federación internacional de la prensa cinematográfica (Fipresci), y la mexicana El Jeremías, del director Anwar Safa, por parte de la Federación de escuelas de la imagen y sonido de América latina (Feisal).

En la ceremonia fue presentada Suiza como el próximo país invitado a la edición 31 del FICG.

Comentarios