Juan Pablo Russo
11/03/2015 21:05

En el marco de Pantalla Pinamar se presentó el film español Todos están muertos, de la cineasta Beatríz Sanchíz, que cuenta entre sus protagonistas con el actor argentino Nahuel Pérez Biscayart (en un personaje mezcla de Federico Moura y Gustavo Cerati) acompañado de Elena Anaya y Angélica Aragón.

Todos están muertos

(2014)
8.0

Ópera prima de Beatríz Sanchíz, realizadora de los cortos La clase (nominado al Goya en 2008) y Mi otra mitad (seleccionado en la Berlinale 2010), Todos tus muertos es una fábula con elementos sobrenaturales que aborda temas como el miedo, la aceptación y la necesidad de ir cerrando ciclos para poder avanzar en la vida.

Ambientada en la Madrid de1996, Todos están muertos comienza con la voz en off de Pancho (Christian Bernal), un chico de 14 años, presentando a las dos mujeres que forman su núcleo familiar: su abuela, Paquita (Angélica Aragón) una mexicana supersticiosa, y su madre, Lupe (Elena Anaya), ex estrella del pop de los años ochenta que sufre agorafobia y mata el tiempo haciendo tartas de manzana. Debido a la actitud retraída y antisocial de la segunda, será la primera quien ejerza de madre del perdido adolescente. Hasta que en un "Día de los Muertos", un fantasma llama a la puerta de la casa de los protagonistas.

La directora utiliza el imaginario mortuorio de la cultura centroamericana para intentar darle credibilidad a la presencia de espíritus en una película que no emplea efectos especiales, sino que opta por el naturalismo y el simbolismo sutil.

Plagada de elementos de la cultura española de las décadas del ochenta y noventa, Todos están muertos ofrece una banda sonora que alterna temas de grupos como los australianos The Church o Los Planetas. Ese choque entre décadas subraya ese duelo entre presente y pasado que atormenta al personaje de Elena Anaya, una mujer que tendrá que superar sus propios miedos para volver a vivir.

Comentarios