Rolando Gallego
02/07/2014 13:25

Con el estreno de El inventor de juegos, de Juan Pablo Buscarini, la relación entre cine y literatura nacional se fortalece. Si bien las transposiciones a veces son cuestionadas, la colaboración entre ambas ramas de la cultura sigue fuerte y es una buena oportunidad para repasar algunas de las adaptaciones más exitosas.

El inventor de juegos

(2014)

El inventor de juegos, Buscarini lleva a la pantalla grande la novela infantil de Pablo De Santis en una apuesta que comprende actores de varias nacionalidades y un equipo de producción internacional.

Caídos del mapa, la exitosa saga teen de María Inés Falconi, que sigue la historia de unos alumnos que se escapan de clase por unas horas, tuvo su versión cinematográfica en 2013 bajo la dirección de Leandro Mark y Nicolás Silbert.

Plata Quemada, Ricardo Piglia es adaptado por Marcelo Piñeyro en una coproducción argentino/española protagonizada por Leonardo Sbaraglia, Pablo Echarri y Eduardo Noriega. Ladrones, homosexualidad y una épica de dinero sangriento que no llega a buen puerto.

La tregua, primera nominación al Oscar en la categoría mejor película extranjera. Si bien la novela es del uruguayo Mario Benedetti, la adaptación de Sergio Renán no podía ser más argentina. Ana María Picchio y Héctor Alterioy un amor imposible para la época.

Metegol, el cuento"Memorias de un Wing Derecho" de Roberto Fontanarrosa inspiró libremente a Juan José Campanella para hacer esta historia animada, una de las más caras de la historia del cine argentino y también una de las más exitosas.

Cuestión de principios, otro cuento de Roberto Fontanarrosa esta vez Rodrigo Grande es el encargado de narrar la historia de un empleado a punto de jubilarse (Federico Luppi) que ve como su suerte comienza a cambiar cuando decide quedarse para sí un ejemplar de una vieja revista teatral que desea su nuevo jefe (Pablo Echarri).

Operación Masacre, Jorge Cedrón filmó en la clandestinidad la obra de Rodolfo Walsh que cuenta los hechos sucedidos en el basurero de José León Suarez y cómo algunos pudieron escapar a la matanza.

Una Noche con Sabrina Love, Alejandro Agresti traduce en imágenes la novela de Pedro Mairal que desnuda los deseos e iniciación sexual de un joven (Tomás Fonzi) y su desmedido amor por una conductora porno (Cecilia Roth).

Días de Ilusión, Fernando Ayala convoca a la por ese entonces estrella infantil Andrea del Boca para protagonizar la adaptación del cuento Mamá de Niebla de la exitosa narradora Poldy Bird.

La Patagonia Rebelde, Héctor Olivera es el encargado de plasmar en imágenes la épica revolucionaria que Osvaldo Bayer narró en las páginas de "Los vengadores de la Patagonia trágica".

Los Amores de Laurita, Ana María Shua es llevada a la pantalla grande en una bizarra versión de Antonio Ottone. Con Alicia Zanca, Daniel Fanego, Manuel Callau y Raúl Rizzo.

Buenos Aires me mata, las crónicas de la noche profunda de la ciudad de Laura Ramos traducidas por Beda Docampo Feijóo al cine. El resultado fue fallido, pero fue una más de las colaboraciones entre cine y literatura.

Las viudas de los jueves, la vida y miseria de los habitantes “Altos de la Cascada”, un lujoso country en los suburbios, es narrada por Claudia Piñeiro con maestría y sencillez.Marcelo Piñeyro adapta la novela con las actuaciones de Leonardo Sbaraglia, Pablo Echarri, Gloria Carrá, Ana Celentano y Juana Viale, entre otros.

Betibú, otra de las novelas de Claudia Piñeiro llevada al cine. En este caso Miguel Cohan es el encargado de adaptar la investigación que Betibú (Mercedes Morán) llevará a cabo para desentrañar los misterios de un crimen en la alta sociedad.

El Secreto de sus Ojos, un Oscar fue el resultado de la colaboración entre el director Juan José Campanella y el escritor Eduardo Sacheri cuando juntos adaptaron la novela de éste último "La pregunta de sus ojos".

Tesis sobre un homicidio, el best seller de Diego Paszkowski es adaptado por el realizador Hernán Goldfrid quien intentó plasmar los vericuetos de un policial rebuscado y que coloca una vez más a Ricardo Darín como uno de los referentes del cine policial argentino

Boquitas pintadas, la prosa de Manuel Puig es traducida al cine por Leopoldo Torre Nilsson en una historia adulta sobre las miserias y amores de pueblo.

¿Qué otras adaptaciones te acordás y que no están en el listado?

Comentarios