EscribiendoCine
25/06/2014 16:57

El actor norteamericano Eli Wallach, queparticipó en más de 80 películas en toda su carrera y que se consolidó como una de las grandes “estrellas” de Hollywood tras protagonizar films como El bueno, el malo y lel feo y Los siete magníficos, falleció ayer en su Nueva York natal a los 98 años.

El Padrino III

(1990)

Nacido en 1915, Wallach era una de las últimas leyendas vivas de Hollywood y, sin duda, uno de sus bandidos más famosos que coprotagonizó algunos de los western más emblemáticos y se mantuvo activo hasta cumplidos los 90.

La primera paradoja en la vida de Wallach es que, pese a sus muchos papeles como bandido mexicano, no tenía raíces latinoamericanas.

Y la segunda, que uno los primeros roles que interpretó este estadounidense de origen judío-polaco fue nada menos que Adolf Hitler.

Aquel film, una comedia titulada Is This The Army?, se inspiraba en el musical de Irving Berlin This Is The Army, con cuya adaptación a la gran pantalla saltó a la fama un joven actor llamado Ronald Reagan.

Tras la Segunda Guerra Mundial, Wallach no se dedicó a la docencia, como tenía previsto, sino que estudió interpretación. Entre su círculo de amigos figuraban prometedores actores como Montgomery Clift, Marlon Brando, Anne Jackson y Norma Jeane Baker. Esta última pronto fue conocida como Marilyn Monroe y en 1960 rodó junto a Wallach y Clark Gable The Misfits, de John Huston, un hito de la historia del cine.

Wallach debutó primero en Broadway y consiguió un Tony por su papel en el drama de Tennessee Williams The Rose Tattoo.

También en una obra de Williams se inspiraba la controvertida Baby Doll de Elia Kazan, con la que Wallach debutó en la gran pantalla y ganó un premio BAFTA como actor emergente y puso de manifiesto su capacidad para los papeles ambiguos.

En 1960 interpretó al bandido Calvera en Los siete magníficos y seis años más tarde fue "el feo" Tuco en el clásico de Sergio Leone El bueno, el malo y el feo.

También interpretó a un bandido en The Brain, junto a Jean-Paul Belmondo, y dio vida a un mafioso en El Padrino III.

Wallach nunca fue una gran estrella como Sinatra, Brando o Gable, pero a menudo era la primera opción de cineastas y productores y rechazó grandes papeles, como en De aquí a la eternidad, porque ya se había comprometido con otros.

A mediados de los 90 trabajó a las órdenes del español Fernando Trueba en Two Much y entre sus últimos filmes figuran títulos como New York, I Love You en 2009 o El escritor oculto y Wall Street: El Dinero Nunca Duerme, un año después.

La Academia de Hollywood decidió entregarle la estatuilla honorífica en 2010.

En sus más de 150 participaciones como actor en cine y series de televisión trabajó junto a estrellas como Francis Ford Coppola, Michael Douglas, Clint Eastwood, John Ford, Clark Gable, John Huston, Sergio Leone, Marilyn Monroe, Al Pacino, Gregory Peck y Kate Winslet.

Comentarios