Emiliano Basile
10/03/2014 13:47

Giuliano Gemma, que también trabajó bajo el seudónimo de Montgomery Wood, es una de las figuras más asociadas a la época de oro del cine italiano. Tras su fallecimiento el pasado año, su hija Vera Gemma asistió a la edición 10 Pantalla Pinamar a presentar su film dedicado a la figura de su padre: Giuliano Gemma, un italiano en el mundo (2013).

Giuliano Gemma, un italiano en el mundo

(2013)

Giuliano Gemma supo brillar en el Spaguetti Western como Ringo (Una pistola para Ringo y El retorno de Ringo), compartiendo cartel con algunos de los actores más representativos del género, como Lee Van Cleef o Fernando Sancho. Su carrera comenzó como extra y/o doble de superproducciones de género como Ben Hur (William Wyler, 1959). Su gran destreza para las acrobacias físicas –tuvo un pasado en el circo- y su notable voluntad de trabajo lo ubicó en un lugar notable en la industria del cine. Poco a poco se fue forjando una carrera dentro del mundo del cine y llegó a realizar más de 100 películas.

En conferencia de prensa Vera Gemma comentó acerca del film: “El documental fue concretado absolutamente antes de la muerte de mi padre, inclusive quería que se sintiera vivo a través de la película”. Giuliano Gemma, un italiano es una producción muy conmovedora sobre la figura del “Clint Eastwood italiano” como lo definen en varias oportunidades. La idea de su hija era realizar un homenaje acerca de la figura de su padre con el fin de trasmitirle su amor: “En un principio la idea era hacerle un homenaje a mi padre, pero después surgió también hacerle un homenaje al período de oro del cine italiano que para mí va desde los años 60 a los 80”.

La película cuenta con entrevistas a notables personajes de la industria del cine italiano: de Darío Argento a Ennio Morricone pasando por Monica Bellucci, Clint Eastwood e historiadores y críticos italianos. “Cada entrevista es de aproximadamente una hora, se recopiló mucho material y la edición pulió mucho el trabajo dándole ritmo. Quedé conforme con el metraje que quedó”.

“Me hice cargo yo absolutamente de la producción, se hizo con muy pocos recursos, pero ya me contactaron de RAI Movies y eso es un logro enorme para mí. Queremos también venderla a las regiones donde mi papá fue muy famoso, como Japón por ejemplo”.

Giuliano Gemma trabajó con todos los grandes de la industria, y también tiene una faceta actoral muy reconocida más allá de sus personajes de pistolero emblemático, siendo su mejor interpretación la de El desierto de los tártaros bajo la dirección de Valerio Zurlini en 1976. También trabajó con Luchino Visconti en El gatopardo (Il gatopardi, 1971), con Darío Argento en Tenebre (1982) y con Sergio Corbucci en El blanco, el amarillo y el negro (1974).

También realizó una película en Argentina dirigida por Alberto Fischerman llamada Ya no hay hombres (1991) junto a Georgina Barbarossa “busqué la película entre los archivos personales, internet, pero no pude encontrarla, fue un trabajo muy arduo y difícil. Fue una discusión que tuve con mi padre porque él me decía que Georgina era una amiga y tenía que ser incluida en el documental. Pero tuve que decirle que no podía modificar el film por cada lugar donde él estuvo” añadió Vera.

El legendario actor participó de la construcción del documental aunque en un principio estaba un poco reticente a realizar un film sobre su figura “mi padre en un principio me dijo ¿a quién le importa?, después cuando vio que editábamos diez o doce horas por día empezó a interesarse. Primero se sentó a un costado en la sala de edición, y con el tiempo comenzó a opinar y participar.”

Giuliano Gemma nació en Roma el 2 de septiembre de 1938 y falleció a razón de un accidente de tránsito el 1 de octubre de 2013.

Comentarios