Ezequiel Obregón
19/10/2013 12:43

En un encuentro llevado a cabo en el día de ayer, se firmó un convenio entre la Intendencia de Montevideo y la Cinemateca Uruguaya. La mítica institución es un espacio central en La vida útil, film de Federico Veiroj de reciente producción.

La vida útil

(2010)
8.0

La Intendencia de la ciudad uruguaya le otorgará a Cinemateca 1.180 metros cuadrados en el edificio que se construirá en el ex Mercado Central. Allí se instalarán tres salas cinematográficas y servicios accesorios. Esta superficie es la que se reservó la Intendencia al conceder a la CAF ese inmueble en Ciudad Vieja.

Entre varios funcionarios públicos e integrantes de Cinemateca Uruguaya, participaron del encuentro la intendenta de Montevideo, Ana Olivera; el director del Departamento de Cultura, Héctor Guido; el Presidente Honorífico de Cinemateca Uruguaya, Manuel Martínez Carril, y la coordinadora de Cinemateca Uruguaya, María José Santacreu. También asistieron actores, directores, y otras personalidades destacadas de la cultura, como el cineasta francoargentino Juan Diego Solanas y el actor César Troncoso.

El Proyecto Cine Independiente (PCI) de Argentina mandó un saludo, expresando vuestra adhesión por la importancia que el convenio representa. El PCI nuclea a más de 70 directores de cine independiente de Argentina, entre los que se encuentran directores como Lucía Puenzo, Ana Katz, Andrés Di Tella, Juan Villegas, Benjamín Ávila, Diego Lerman, Ariel Rotter, Edgardo Cozarinsky, Daniel Rosenfeld y Pablo Giorgelli. También enviaron sus saludos el realizador Daniel Burman, el director de la Universidad del Cine, Manuel Antín, y el director de cine y de la Cinemateca Francesa, Costa-Gavras.

María José Santacreu expresó: “Nos sentimos muy justificados en lo que hacemos cuando tenemos a esos ciudadanos sentados en nuestras butacas incómodas (en referencia a varios exponentes del arte en Uruguay). La expresión de alegría no es una expresión corriente en Cinemateca, siempre tenemos un rostro más adusto. Pero bueno, vamos a tener que acostumbrarnos a que a partir de hoy eso cambie. Se abre una promesa de futuro que estaba siempre en cuestión.

La coordinadora también se refirió al modo en el que la institución ha logrado mantenerse en pie: “Nosotros estamos parados en hombres de gigantes (…), un montón de gente que hizo la Cinemateca que ustedes conocen y sobre todo la masa de socios que la sostuvo durante todos estos años. Nos sentimos capaces de reconocer que Cinemateca es fundamental para la cultura uruguaya. Es un archivo fílmico que ha extraído siempre sus recursos de la exhibición. Por lo tanto, que la Intendencia de Montevideo le de a  la Cinemateca salas de exhibición, significa darle un futuro, un instrumento de donde pueda extraer su fomento. No es una manera habitual de extraer recursos, pero es una manera que en 62 años ha demostrado ser efectiva”.

Comentarios