EscribiendoCine
03/10/2013 13:57

Se desarrolla, desde hoy y hasta el próximo 9 de octubre, la segunda edición del Festival de Cine Argentino de Praga (República Checa), con una selección de las últimas películas de grandes directores como Ariel Winograd, Carlos Sorín y Gaspar Scheuer, junto con una retrospectiva de Marcelo Piñeyro.

Mi primera boda

(2011)

El Festival de Cine Argentino de Praga ofrece en esta segunda edición doce películas, entre las que destacan por ejemplo la comedia Mi primera boda, de Ariel Winograd, Un cuento chino, de Sebastián Borensztein, que se llevó el premio Goya 2011 a la mejor producción iberoamericana, La reconstrucción, de Juan Taratuto, Días de pesca, de Carlos Sorín, o Samurai, de Gaspar Scheuer. La selección incluye también una retrospectiva de Marcelo Piñeyro con obras como Plata Quemada, Las viudas de los jueves y El método, entre otras.

“Hemos elegido para empezar Un cuento chino, que es la presencia de una persona china que llega accidentalmente a Argentina. Hemos elegido también Samurai que es de una familia japonesa descendiente de samuráis que llega a fines del siglo XIX junto a la gran ola migratoria. Después está El último verano de la Boyita, de Julia Solomonoff, que pasa en la comunidad de Europa Central de Entre Ríos. Es una película contemporánea. No ha sido planeado. Hemos elegido distintas películas, de las más recientes, que pensamos que podrían interesar al público checo, que ya nos habían pedido en otro momento. Y hemos encontrado después de la elección que hay ese hilo conductor”, cuenta el encargado cultural de la Embajada argentina en Praga, Rubén Vallejo.

La primera edición  del festival contó con una masiva asistencia de público, prácticamente la sala estuvo llena en todas las proyecciones, y se espera una respuesta similar en esta edición. La positiva reacción que el cine argentino despierta en Praga va en consonancia con su creciente repercusión y sus buenos resultados tanto en las taquillas como en los festivales internacionales. En opinión de Vallejo este dulce momento de la producción argentina viene dada por la confluencia de dos factores como lo son el apoyo del estado y la calidad de las obras.

El festival tiene lugar en el cine Lucerna de Praga y durará hasta el 9 de octubre. Como novedad, este año el Cine Argentino se trasladará a continuación a Brno, lo que podría ser un paso hacia una ampliación del evento en la próxima edición a otras ciudades de la República Checa.

Comentarios