Juan Pablo Russo
25/05/2013 19:41

Con una performance de stand up de Emanuel Rodríguez, un show electroacústico del actor y cantante Antonio Birabent y la tradicional entrega de premios concluyó la 3 Edición del Festival Internacional de Cine de Cosquín, que se desarrolló con éxito de público en todas sus proyecciones y actividades paralelas. Fango, de José Celestino Campusano, ganó en la categoría ficción, mientras que La sensibilidad, de Germán Scelso, fue considerado como el mejor documental.

Fango

(2012)

El Festival que se desarrolló en la ciudad serrana entre el 23 y 25 de mayo contó con una programación de más de 50 películas representando a 17 países, muchas de ellas inéditas en Argentina como las mexicanas Tres Rocas y Mi universo en minúsculas.

La sensibilidad, dirigido por el cordobés Germán Scelso, que ofrece un tratamiento cinematográfico diferente al tema de los desaparecidos durante la última dictadura argentina, se consagró como el mejor documental de esta edición. Además, El Etnógrafo, de Ulises Rosell, recibió una mención especial de parte del jurado compuesto por los directores Nicolás Prividera, Matías Herrera Córdoba y el crítico Jorge García.

En la categoría ficción del certamen cordobés la gran ganadora fue Fango, de José Celestino Campusano, un relato marginal, narrado de manera cruda a partir de dos historias que coexisten paralelamente hasta que la realidad las cruza de manera violenta, que se llevó los premios a Mejor Película y Mejor Obra Nacional. El Premio Especial del Jurado fue para la portuguesa Tabu, de Miguel Gomes, mientras que Germania, de Maximiliano Schonfeld, fue distinguida con una mención especial.

Además de las diferentes competencias, que este año sumó una dedicada a cortos de escuelas de cine, el 3 FICIC presentó diferentes actividades paralelas como una retrospectiva de Gustavo Fontán, un ciclo de Cine y Arquitectura que finalizó con una charla del director Martín M. Oesterheld, y un Work in Progress con las nuevas películas que se están filmando en la provincia y que son parte del movimiento llamado como Cine Cordobés.

También pudo verse la nueva película de ficción de Paulo Pécora, Marea baja, que integra el FICIC itinerante, un western suburbano en la que un misterioso hombre protagonizado por Germán de Silva llega herido a una casa en el delta que le alquila a una mujer desconocida. El ambiente rústico del lugar a la vera del río (elemento esencial en la obra de Pécora) le sirve al director como escenario para construir relato onírico, teñido de cierta ambigüedad, con un conflicto de venganzas y pasiones en medio de una persecución que bien podría ser parte de un sueño o una alucinación.

La competencia Cortos de Escuelas presentó diez trabajos de diversas entidades educativas de todo el país y que desbordaron las salas de público convirtiéndose en una de las secciones más exitosas del festival. El trabajo ganador resultó  el cordobés El movimiento, de Lucas Moreno (mejor corto y mejor director), con las actuaciones de Lucas Ferraro y Santiago Pedrero. “Ver cortos de escuela es provocador y encantador. En todos hay cosas para rescatar y ser jurado de esta sección es lo mejor que me podían proponer”,dijo Birabent, miembro del jurado junto a Luciana Abad y María Elena Troncoso.

El apartado de cortos, otro de los segmentos éxitosos del festival, presentó trabajos como María, de Mónica Lairana; 9 vacunas, de Iair Said; Adelante, de Pablo Conde; Tanta sangre en el monte, de Martín Céspedes; Lila, de Sebastian Dietsch, y Simulacro, de Nicolás Torchinsky, entre otros.El premio mayor de esta categoría se lo llevó la producción brasileña ¿Qué queso quieres?, de Cíntia Domit Bittar. Por su parte, SICA entregó un premio a Bienaventurados, de Andrés Pasman.

Entre los largos proyectados también se destacaron la aún no estrenada La Paz, de Santiago Loza; Fango, de José Celestino Campusano; Nosilatiaj, la belleza, de Daniela Seggiaro; Deshora, de Bárbara Sarasola-Day, la turca Night of Silence, de Reis Çelik, y el documental La gente del río, de Pablo Aparo y Martín Benchimol

Palmáres

MEJOR LARGOMETRAJE - FICCION
Fango, de José Celestino Campusano
Mención: Germania, de Maximiliano Schonfeld
Premio especial: Tabu, de Miguel Gomes

MEJOR LARGOMETRAJE - DOCUMENTAL
La sensibilidad, de Germán Scelso
Mención: El Etnógrafo, de Ulises Rosell

MEJOR CORTOMETRAJE
¿Qué queso quieres?, de Cintia Domit Bittar
Mención:Toda esa sangre en el monte, de Martín Céspedes
Mención: Adelante, de Pablo Conde
Mención: Time 2 split, de Fabrice Bracq

CORTOS DE ESCUELA
Mejor corto: El movimiento, de Lucas Moreno
Mejor dirección: Lucas Moreno (El Movimiento)
Mejor fotografía: La invasora, de Juan Pablo Bozza
1ª Mención: Tenía tanto miedo, de Martina López Robol
2ª Mención: Puntos, de Patricia Gualpa

PREMIO SICA
Bienaventurados, de Andrés Pasman

MEJOR OBRA NACIONAL
Fango, de José Celestino Campusano.

Comentarios