EscribiendoCine
22/05/2013 11:01

Solo Dios perdona, la nueva película con la que el danés Nicolas Winding Refn compite en Cannes, recibió hoy abucheos en su primera proyección de prensa ante el despliegue de una violencia sinsentido que muestra con un preciosismo estético que contrasta con la dureza de la historia.

Solo Dios perdona

(2013)
7.0

El film de Nicolas Winding Refn era uno de los más esperados de esta 66 edición de Cannes, después de que con su trabajo anterior, Drive, ganara el premio al mejor director en 2011.

Protagonizada por Ryan Gosling y Kristin Scott Thomas, cuenta la historia de una venganza. El personaje de Gosling vive en Bangkok con su hermano, donde regentan un club de boxeo como tapadera para su negocio de tráfico de drogas.

"Pareces mi madre", le dijo el director a una periodista que le preguntó por las razones de la violencia en su film, antes de reconocer: "No pienso realmente en lo que hago".

"Algunas cosas despiertan más interés en mí que otras. No me considero muy violento, pero tengo una tendencia por las emociones violentas y las imágenes violentas, no puedo explicar de dónde viene", afirmó el cineasta durante la presentación.

La violencia que contiene el film fue el centro de atención de los periodistas, ante la actitud divertida y, por momentos, molesta, de Refn, que acudió a Cannes junto a Scott Thomas, mientras que Gosling mandó un mensaje de disculpas por no asistir al estar rodando su primera película como director.

Su hermano viola y mata a una joven de 16 años, lo que desencadena una venganza por parte de un policía que controla los bajos fondos de la ciudad. Y la madre de los dos jóvenes (Scott Thomas), llega con los mismos deseos de buscar una reparación a la muerte del mayor de sus hijos.

Con pocos elementos para entender la historia, Refn ofrece todo un repertorio de sangre y de violencia explícita, sin ahorrar escenas desagradables al espectador.

Y aunque hasta ahora se ha visto mucha violencia en Cannes, ninguno de los films exhibidos por el momento habían provocado una reacción fuerte en su contra, como sí ocurrió hoy con el trabajo de Refn.

Comentarios