EscribiendoCine
20/05/2013 17:01

La directora chilena Marcela Said se estrenó hoy en Cannes como directora de largometrajes de ficción con El verano de los peces voladores, una película que compite en la Quincena de Realizadores y con la que coloca el conflicto mapuche en el corazón del festival.

El verano de los peces voladores

(2013)
7.0

La primera ficción de Marcela Said plantea la historia de un excéntrico y acomodado latifundista de la IX Región chilena, ocupado en exterminar a las carpas que habitan en la laguna de su fundo, ajeno a los conflictos sociales que se desarrollan de fondo.

El punto de partida fue una historia real, la que descubrió cuando al visitar una mansión del sur de Chile la hija del dueño le contó la obsesión del padre por exterminar los peces que habían invadido su lago, y tiró de ella como pretexto para retratar los conflictos sociales latentes bajo una coexistencia aparentemente calma.

Como protagonistas eligió a actores con experiencia, como Francisca Walker y Paola Lattus y los mezcló con verdaderos mapuches "para dar una sensación completa de realismo", y con artistas como Gregory Cohen, pintor en la pantalla y en la vida real.

La película es una comedia negra protagonizada por Pancho Ovalle, un latifundista bastante ocupado en jugar golf e inventar métodos para exterminar unas odiosas carpas de la laguna artificial de su fundo ubicado en el sur de Chile. Testarudo en dicho afán, no duda en usar métodos extremos, arriesgando la vida de sus empleados. Familia y amigos se divierten con las excentricidades de Pancho, mientras Mane, una de sus hijas, parece ser la única que percibe la gravedad de la situación y comienza a condenar los caprichos de su papá.

Marcela Said, conocida mundialmente como una de las más interesantes documentalistas de Chile, señala que “es increíble llegar con mi primera película de ficción a la Quincena de Realizadores. Es todo un logro, no puedo sino estar agradecida. Mis expectativas son que la película cause una buena impresión y que a su vez eso pueda verse reflejado en la prensa, a fin de estimular una buena distribución Internacional ¡Así podremos seguir haciendo más películas!”.

La directora incorporó al elenco a su hijo de nueve años, y pese a admitir que el rodaje no siempre fue fácil, no ha hecho que merme su interés por la ficción. En su próximo proyecto, según concluye, pasa de la tensión política a la sexual, con un film que está en fase de escritura y que transcurrirá entre Santiago y París.

El film fue adquirido por Alpha Violet, agente de ventas internacional con sede en París, que se encargará de promoverlo en mercados extranjeros aprovechando su presencia en Cannes, y que va por la Cámara de Oro en la Quincena de los Realizadores.

Comentarios