EscribiendoCine
18/05/2013 14:12

Un indien des plaines (Jimmy P.), que compite a concurso, de Arnaud Desplechin con los protagónicos de Benicio Del Toro y Mathieu Amalric, sobre la historia de un indio americano en el que prueban una mezcla de psicoanálisis y antropología, causó decepción por su excesivo metraje, la morosidad de su relato y su puesta en escena demasiado teatral.

Un indien des plaines (Jimmy P.)

(2013)

Benicio Del Toro protagoniza  Un indien des plaines (Jimmy P.) un indio americano en el que prueban una mezcla de psicoanálisis y antropología. Una historia real que compite en Cannes y en la que el actor abordó su personaje como el "acercamiento de un ser humano a otro ser humano", sin distinción de razas.

Una historia que ha trasladado a la gran pantalla el francés Arnaud Desplechin, que ha sido fríamente recibida en Cannes, donde sus largos diálogos y la omnipresencia del psicoanálisis no han convencido a la prensa en su primer pase oficial.

En Un indien des plaines (Jimmy P.) el espectador va a ser testigo del proceso de recuperación psicológica de un excombatiente de origen indio americano (Benicio Del Toro) a manos de un psicoanalista francés especializado en la atención a indígenas (Mathieu Amalric). Jimmy sufre todo tipo de desequilibrios y tendencias al alcoholismo desde que regresó del frente europeo, y el especialista, a base de largas y muy dialogadas sesiones de psicoterapia, intentará limpiar su alma torturada.

Larga, lenta por momentos y con una ambientación demasiado teatral, Un indien des plaines (Jimmy P.), cuenta con la pareja protagonista acaparando casi todo el metraje de una película rodada de forma intimista y centrada básicamente en los diálogos entre ellos, informa Efe.

"Podemos verlo como un film sobre el psicoanálisis o como un film sobre la amistad", explicó el realizador que quiso rodar una historia de estructura sencilla para mostrar ese proceso en el que dos personas tan diferentes se hacen amigas.

Fue precisamente ese diálogo entre los dos hombres lo que fascinó a Desplechin del libro del antropólogo y psicoanalista Georges Devereux Psicoterapia de un indio de las llanuras. "A través de ese diálogo nos sumergimos en sus almas", precisó el realizador, para quien la potencia dramática de esas conversaciones fue la razón que le llevó a hacer la película.

El origen de Jimmy es importante en una historia que a Del Toro le pareció "tan original" y con un guión "fabuloso", que le convencieron inmediatamente para trabajar en el proyecto, además de por la pasión con la que Desplechin hablaba de su trabajo.

"Lo más importante para crear el personaje fue el acercamiento a él, de un ser humano a otro ser humano. Hablé mucho con Arnaud de las películas sobre indios, trabajé mucho mi acento para encontrar uno que encajara. Es así como me gusta abordar los diferentes personajes", explicó un sonriente Del Toro.

Y para conocer a ese personaje disponía del libro de Devereux en el que se basa la película y que le permitió tener más información sobre él y conseguir llevar a la película los aspectos emocionales que el antropólogo introducía en su libro.

Un personaje interpretado por Amalric al que Del Toro conoció precisamente en Cannes y con el que hay una buena química en la pantalla, algo que "está o no está" y en lo que no se puede trabajar, en opinión del protagonista de Traffic.

Comentarios