EscribiendoCine
23/04/2013 02:14

Con una excelente respuesta del público y gran repercusión, el 15 BAFICI, con  dirección artística de Marcelo Panozzo y considerado por artistas y figuras de la cultura hispano-americana como uno de los acontecimientos culturales más prestigiosos de América Latina, llegó a su fin después de doce días de fiesta cinéfila.

Imágenes paganas

(2013)

Unas 370 mil personas se acercaron a las 11 sedes del Festival donde se proyectaron un total  de 473 películas (165 fueron cortos, 36 mediometrajes y 272 largometrajes), exhibidas en 1004 funciones comerciales y 77 funciones de prensa, con un 85% de entradas vendidas. A las proyecciones en sala se suman las diversas actividades gratuitas: 8 funciones de “Bafici al aire libre” en el Anfiteatro de Parque Centenario, 6 conciertos en vivo, entre los que se destacó el homenaje a Virus que reunió 10 mil asistentes, 30 charlas, encuentros, presentaciones y seminarios y el ciclo “100 horas extras” de proyecciones realizado en la sala Cronopios todos los días del Festival.

En el 15 BAFICI participaron 49 países, hubo 211 invitados extranjeros y 2028 acreditados de la industria del cine local e internacional, además de contar con 650 periodistas acreditados de todas partes del mundo.

Público de todas las edades, adrenalina, emoción y diversidad estética invadieron el Centro Cultural Recoleta, convertido en Punto de Encuentro  a pocos metros del complejo Village Recoleta Mall,  nueva sede principal del Festival  que exhibió la mayor parte de las películas de la programación. La pasión por el cine también estuvo presente en otros barrios de la ciudad, en las salas del Complejo Village Caballito, el Arte Multiplex Belgrano,  la sala Leopoldo Lugones del Teatro San Martín, el Centro Cultural San Martín, en la Fundación PROA, el Malba Cine, el Cine Cosmos y el Planetario.

A la ya clásica afluencia de adolescentes y jóvenes adultos, se sumaron cientos de  niños que se acercaron junto a sus padres a disfrutar de las películas del BAFICITO, y cinéfilos mayores que siguieron entusiastas la diversidad de películas y secciones que cada año propone el Festival. Así, todos pudieron disfrutar del cine que no se puede ver en las carteleras comerciales durante el resto del año. Además, los chicos tuvieron un ámbito especial en el 4to piso del Recoleta Mall, el Espacio Baficito, donde realizaron actividades recreativas y artísticas.

Este año la Competencia Internacional amplió su convocatoria a directores con hasta 3 películas en su haber y fueron 20 los films que se disputaron el primer premio. La Competencia Argentina contó con 15 títulos. Y la nueva competencia internacional Vanguardia y Género (VyG) presentó dos tipos de cine en extremos opuestos y alejados del modelo tradicional.

Otra novedad fue la participación de un País Invitado. En este caso, Chile estuvo presente no sólo con la película de apertura sino también con films en ambas competencias internacionales, varios títulos en la sección Panorama y dos retrospectivas: una dedicada a ese maestro (casi secreto) del documental que es Ignacio Agüero, y otra que repasa los cuatro films de Ernesto Díaz Espinosa (incluyendo el corto que forma parte de El ABC de la muerte).

Con una enorme cantidad de películas para todos los gustos, la sección Panorama estuvo  integrada por más de 100 films programados con los grandes nombres del cine mundial. Música, que es ya una sección por derecho propio, brindó momentos inolvidables el documental Imágenes Paganas, tributo a Virus realizado por Sergio Cucho Constantino que contó con una función especial al aire libre y con entrada gratuita, seguida de un recital de la banda que lideró Federico Moura.

El programa de Cortos  tuvo tres sesiones de cortos en competencia que se sumaron a la habitual “muestra” o panorama, que se vistió de género con Comedias y Documentales.

La décima edición del BAL, mercado de coproducción del BAFICI, estuvo dedicada exclusivamente a la exhibición de Work in Progress  (WIP) y este formato de presentación es parte de un proceso más amplio que, a futuro, incluirá talleres para proyectos en estado de desarrollo y escritura, que se llevarán adelante durante 2014. Los WIPs tuvieron  por primera vez la oportunidad de ser seleccionados para una presentación especial en el próximo Marché du Film del Festival de Cannes. En tanto que los proyectos en estado de desarrollo participarán de una cadena de trabajo que se llevará adelante el año próximo en asociación inédita con los festivales de Valdivia y Rotterdam.

Desde su creación en 1999, el BAFICI se consolidó como uno de los festivales de cine independiente más destacados del mundo, reconocido como vehículo fundamental para la promoción de la creación más innovadora, arriesgada y comprometida.

Comentarios