EscribiendoCine
08/04/2013 15:50

Posesión Infernal, ópera prima del uruguayo Federico Álvarez con producción de Sam Raimi, lideró las taquillas de Estados Unidos y Canadá en un "extraordinario estreno". En Argentina se ubicó en el cuarto lugar con 41.699 espectadores.

Posesión Infernal

(2013)

Si se considera que en los 21 otros mercados fuera de Norteamérica en los que se lanzó también este fin se recaudaron otros 4,5 millones de dólares, se puede calcular que en esta misma semana se amortizarán los 17 millones de dólares que se invirtieron en la remake.

Posesión Infernal, un desenfreno de sangre, sesos y amputaciones desatado por un grupo de jóvenes que inadvertidamente activan los demonios recluidos en un libro maldito, recaudó 26 millones de dólares en su primer fin de semana en las salas, según la firma que monitorea las cifras de la industria Exhibitor Relations.

"Es un estreno extraordinario, considerando que el debut de 26 millones de dólares de Posesión Infernal es mayor que la trilogía previa en su conjunto", dijo a la AFP el analista de Exhibitor Relations, Jeff Bock.

"Ridículamente sangrienta", como la definió el propio Álvarez en una entrevista reciente con la AFP, la cinta dirigida a los fanáticos del "gore" más crudo se inspira en el clásico de 1981 que le dio fama a Sam Raimi, y que tuvo dos secuelas en 1987 y 1992.

Que la nueva Posesión Infernal alcance "cifras tan altas es testimonio de la leal base de fanáticos de la serie y de lo que Federico Álvarez es capaz de lograr. Además, parece ser el inicio de una nueva franquicia", agregó el analista.

Raimi contrató a Álvarez para dirigir la remake luego de que el uruguayo llamara la atención de Hollywood cuando en 2009 publicó en YouTube el videoclip Ataque de Pánico, sobre una invasión extraterrestre en Montevideo.

Tras el éxito de Mamá, del argentino Andy Muschietti, el uruguayo Federico Álvarez se convierte en el segundo realizador sudamericano en conquistar la taquilla estadunidense en el primer cuatimestre del año.

Comentarios