Juan Pablo Russo
24/11/2012 13:57

María, de Mónica Lairana, y El mar, de Cecilia Atán, se destacaron en la competencia de cortos argentinos. En Panorama Documental se estrenó Fuego eterno, de Cynthia Sabat.

Fuego eterno

(2012)
8.0

En María, Mónica Lairana trabaja el tema de la trata de personas a través de un relato crudo y sin concesiones, con claras influencias cinematográficas del mexicano Carlos Reygadas. Sólo scenas de sexo incomodas, alejadas de todo erotismo y sin ningún tipo de diálogo, servirán para que la realizadora sumerja al espectador en un submundo atroz. El sólo registro de algunos elementos, a través de planos fijos utilizados como separadores entre las diferentes escenas sexuales, servirá para entender de que se está hablando y hacia donde apunta la historia. María, es el reflejo bruto de la trata de personas, golpeando duro donde más duele, pero sin caer el cliché ni la moralina. Sino todo lo contrario.

El mar, de Cecilia Atán, está protagonizado por Inés Efron e Ignacio Gonzalez Codoni quienes interpretan a una pareja de jóvenes que viajan de luna de miel a Mar de Ajó. Sutilmente la realizadora construye un relato sobre el desencanto amoroso a partir de la convivencia que se aleja de todas las convencionalidades posibles. Dos seres que se conocen mucho menos de lo que suponían descubrirán que “el mar” no era tan grandioso como imaginaban.

Dentro del programa de cortos argentinos en competencia también se vio Ojos, de Pablo Pérez, una comedia simple, sin demasiadas pretensiones, compuesta por un plano fijo de los ojos de un actor presionado por un director que le pide una interpretación con la que no está muy de acuerdo. Sólo el movimiento de sus ojos servirá para expresar todo lo que le pasa en ese instante.

También se destacaron  el documental Desierto de Baltazar Tokman, un diario de viaje sobre Marruecos; Hotel Y, de Geraldine Barón, sobre una pareja de amantes cuyos encuentros frecuentes en un hotel terminarán desgatando la pasión que mutará en rutina; la animación Shave It de Jorge Tereso y Fernando Maldonado, y Guanajuato, de Fernando Domínguez.

Dentro del panorama de Cine Documental se realizó el estreno de Fuego eterno, ópera prima de la periodista Cynthia Sabat que focaliza en  la familia del desaparecido cineasta argentino Raymundo Gleyzer. A través de testimonios de su ex mujer, Juana Sapire, y su hijo Diego Gleyzer, Sabat expone las contradicciones de una familia, cuya memoria se debate entre el perdón y el odio, Nueva York y Buenos Aires, y pasado y presente, contradicciones que encuentran una respuesta en el plano final.

Comentarios