Juan Pablo Russo
19/11/2012 15:52

Marfa Girl, una película del cineasta estadounidense Larry Clark que tiene como escenario un pequeño pueblo de Texas y que será exhibida sólo por internet se llevó el máximo galardón del festival de cine de Roma el sábado. La película argentina El ojo del tiburón, de Alejo Hoijman, recibió el premio En el Cuore.

El ojo del tiburón

(2012)

El film, explora la vida de un adolescente y otros personajes en un pueblo cerca de la frontera con México, que es frecuentado por agentes de la Patrulla Fronteriza.

Clark, que también dirigió Bully, Kids y Ken Park, dijo que la nueva cinta no será distribuida en salas de cine pero estará disponible por internet a finales de este mes a fin de sortear el sistema de Hollywood.

Lo más llamativo de la ceremonia de premios fueron los abucheos recibidos por la actriz italiana Isabella Ferrari, que ganó el premio a la Mejor Actriz de la sección oficial por su papel en la película italiana E la chiamano estate, que escandalizó a parte de la crítica en su presentación dentro del festival capitolino.

Otra cinta italiana, Alí ha gli occhi azzurri, segundo largo de Claudio Giovannesi, ha ganado el Premio Especial del Jurado, mientras que el francés Jérémie Elkaim se ha llevado el Premio al Mejor Actor por su papel en Main dans la main, tercer largometraje de su ex pareja, y cómplice habitual, Valérie Donzelli.

Además, tres películas procedentes de Argentina, Brasil y México fueron premiadas este sábado en el marco del séptimo Festival de Cine de Roma.

La película argentina El ojo del tiburón, de Alejo Hoijman, recibió el premio En el Cuore, dedicado al cine de resonancia social. El film, presentado en la sección paralela CinemaXXI, es una coproducción hispano argentina, que cuenta la historia de dos adolescentes que en un pueblo perdido de Nicaragua deben decidir acerca de su futuro.

También fue laureado el brasileño Meu pé de laranja lima, de Marcos Bernstein, como Mejor película de la sección paralela de la cita. La cinta cuenta la historia de un niño de siete años que se inventa un amigo invisible que lo ayuda a afrontar un mundo hostil.

Por su parte, la producción cinematográfica Mai morire, del mexicano Enrique Rivero, alcanzó el premio del jurado oficial por los valores técnicos de la fotografía del catalán Arnau Valls Colomer. La propuesta de Rivero que tuvo gran acogida durante su estreno mundial en Roma, es un relato intimista y profundamente mexicano que presenta la historia de una mujer que ve avecinarse el final de su madre, ya anciana, y reflexiona sobre su manera de afrontar la muerte.

Comentarios