EscribiendoCine
30/10/2012 12:43

El Festival de Cine Iberoamericano de Huelva, que se celebrará del 18 al 24 de noviembre, cierra los diez títulos de su Sección Oficial a Concurso con la selección de los films argentinos De martes a martes (2012), de Gustavo Fernández Triviño; Ni un hombre más (2012), de Martín Salinas; y la película mexicana Nos vemos, papá (2012), de Lucía Carreras.

De martes a martes

(2012)

Los dos títulos argentinos anunciados este martes se suman a Infancia Clandestina, de Benjamín Ávila, que aborda las vivencias de un chico que sufre en carne propia ser hijo de militantes montoneros durante la última dictadura militar.

De martes a martes, es la ópera prima del realizador Gustavo Fernández Triviño. En ella narra la historia de un trabajador de una fábrica, obsesionado por la musculación, en la que es ninguneado y humillado por sus compañeros y por su jefe. Su sueño es dejar su empleo y ser el dueño de su propio gimnasio.

Ni un hombre más, de Martín Salinas, es la ópera prima del que fuera guionista de cintas como Nicotina (2003) o Gaby, una historia verdadera (1987), nominada esta última a los Globos de Oro y los Oscar. Es una divertida comedia negra ambientada en Misiones y protagonizada por Valeria Bertuccelli, Martín Piroyansky y Luis Ziembrowski.

Por último, Nos vemos, papá, de la mexicana Lucía Carreras, narra la historia de Pilar que, desafiando la separación causada por la muerte de su padre, vivirá con él como un ser imaginario. Poco a poco, su familia se da cuenta de que algo no va bien respecto a ella y tratará de separarla de su casa y de sus recuerdos. Pero Pilar encontrará la manera de regresar. La película está protagonizada por la conocida actriz Cecilia Suárez.

La grilla de seleccionadas se completa con Joven y alocada, de la chilena Marialy Rivas; Fecha de Caducidad, de la mexicana Kenya Marquez; Mai morire, del mexicano Enrique Rivero; O Palhaço, del actor brasileño Selton Mello; Florbela, del portugués Vicente Alves do O; y Estrella del sur, del colombiano Gabriel González Rodríguez.

Comentarios