Juan Pablo Russo
19/07/2012 02:23

El Cine Gaumont de la ciudad de Buenos Aires fue sede de la gala inaugural de MadridCine 2012. Durante la misma se distinguieron a los actores Leonardo Sbaraglia y Juanjo Puigcorbé por sus aportes a las cinematografías de ambos países. Tras la apertura se dio lugar al estreno en Argentina de No habrá paz para los malvados, de Enrique Urbizu.

No habrá paz para los malvados

(2011)

Del acto, que contó con la conducción de su director Carlos Morelli, participó a pleno la delegación española integrada por los actores Imanol Arias y Karra Elejalde; los realizadores Montxo Armendáriz y Gerardo Olivares; Amado Giménez Precioso, Director General de Actividades Culturales de la Comunidad de Madrid; Enrique González - Macho, Presidente de la Academia de Cine y Artes Audiovisuales de España, y Puy Oria, Presidenta de la Asociación Madrileña Audiovisual. Además del Embajador de España en Argentina Román Oyarzun Marches.

Tanto el argentino Leonardo Sbaraglia como el español Juanjo Puigcorbé se mostraron agradecidos por el reconocimiento otorgado y en sus breves discursos recorrieron gran parte de la filmografía que les permitió el merecido galardón. Del primero se presentará la película Concursante, de Rodrigo Cortés, mientras de Juanjo Puigcorbé se verá El dedo en la llaga, de Alberto Lecchi.

Liliana Mazure aprovechó la oportunidad para anunciar oficialmente la aprobación de la Ley de Protección Estructural del Cine Gaumont y sostuvo que el INCAA lo seguirá alquilando y que hará lo posible para comprarlo. También recordó que hay grupos de vecinos intentando recuperar cinco cines barriales de la ciudad de Buenos Aires e instó a que MadridCine 2014 se pueda hacer también en esos cines recuperados.

La película inaugural recayó en la multipremiada No habrá paz para los malvados, de Enrique Urbizu, con la actuación de un extraordinario José Coronado interpretando a uno de los personajes más apáticos que el cine haya dado. De género policial, el film sigue varias líneas de acción desencadenadas por un violento hecho inicial. A partir de un relato ambiguo, dónde no existe la previsibilidad, el realizador conduce al espectador por un entramado de venganzas personales, irracionalidades, narcotráfico y terrorismo, escatimando la información para llegar a una resolución sorprendente y sin ningún tipo de concesiones.

Además de No habrá paz para los malvados, integran la programación de  MadridCine 2012 Bon appétit, de David Pinillos; Pájaros de papel, de Emilio Aragón; Entrelobos, de Gerardo Olivares; No tengas miedo, de Montxo Armendáriz; También la lluvia, de Icíar Bollaín; la nominada al Oscar en la categoría animación Chico & Rita, de Fernando Trueba y Javier Mariscal, además de varios documentales y un programa de cortometrajes que podrán verse a partir del jueves 19 hasta el miércoles 25 julio en el Cine Gaumont.

Comentarios