Constanza Tagliaferri
24/05/2012 07:53

En medio de un auditorio repleto por un público expectante, reconocidas personalidades de la industria y organizaciones sociales, la periodista Liliana Hendel fue la maestra de ceremonia en la apertura del 14 Festival Internacional de Cine de Derechos Humanos que se desarrollará del 24 al 30 de mayo, en la Ciudad de Buenos Aires. Al finalizar el acto, se presentó en Avant Premier Condenados.

Condenados

(2012)
6.0

El festival condensa algunas cifras que, sin duda, demuestran un alto nivel organizativo y su crecimiento en estos años, agrupando en su conjunto: más de 100 películas internacionales, entre cortos, largometrajes y documentales, 25 países representados, 11 mesas de debate, diez sedes de proyección, siete días de exhibición continua y una mima temática, la identidad.

En él, más que en cualquier otro festival, el cine se posiciona como herramienta articulatoria de identidades, siendo el cumplimiento de los derechos humanos su emblema fundamental. En palabras de su directora Florencia Santucho, “intentamos ir un poco más allá con la propuesta de un cine crítico que pueda, junto a nosotros, producir un cambio”.

Condenados, dirigido por Carlos Martínez, es uno de los proyectos que ganaron el Concurso del Plan Operativo de Promoción y Contenidos Audiovisuales Digitales, impulsado por el INCAA y el Consejo Asesor de la Televisión Digital, dependiente del Ministerio de Planificación.

Junto a un gran elenco de actores, de presos comunes haciendo de extras Condenados trata la historia de los presos políticos Montoneros y militantes del PRT-ERP que, en dicha prisión de la ciudad de La Plata, resistieron al encierro y a la clasificación por tipo de perfil político, que los destinaría a diferentes “pabellones de la muerte” y al fusilamiento sin juicio de los “insalvables”, así apodados por los miltares. Entre sus intérpretes podrán encontrarse a Alicia Zanca, Enrique Dumont, Facundo Espinosa, Guido Massri, Nicolás Pauls, Ingrid Pelicori, Horacio Peña, Horacio Roca y Raúl Rizzo.

Bajo un registro del docu-ficción, la película rescata un hecho histórico desde la memoria de sus sobrevivientes que, volviéndose en una reconstrucción más auténtica todavía, son el propio realizador Carlos Martínez, el músico Héctor Vilche, a cargo de la banda de sonido, y su productor Alberto Elizalde Leal. Sin ambición estética ni rigurosidad cinematográfica, su mayor acierto radica en la bondadosa decisión de Carlos Martínez por compartir la intensidad de lo vivido, quien la define como una “historia de todos”.

Comentarios