Ezequiel Obregón
09/03/2012 20:19

El precio de la lealtad, documental de Eduardo L. Sánchez, explora la figura de Luis Eduardo Medici, un aviador que falleció el año pasado, y cuya historia sirve para revisar la historia política argentina.

El precio de la lealtad

(2012)

Sánchez dialogó con la prensa en el evento costero, y contó la forma en la que llegó a conocer a Medici: “Nosotros estábamos haciendo una investigación sobre un accidente aeronáutico que ocurrió en 1921, para una película que ahora estamos rodando. Buscando información en distintos archivos, me entero en el Archivo Histórico de la Fuerza Aérea de que había una persona, según me comentaron, que estaba investigando lo mismo. Esa persona es Karina Villafañe, con quien me contacté. Ella hizo la mayor parte de la investigación de la película. Le propuse que trabajemos juntos y  me contó que le había llevado las fotos de este accidente que ambos investigábamos a un perito aeronáutico, Luis Eduardo Medici.” A medida que Sánchez fue recopilando información sobre él, la génesis del documental fue inexorable. “Descubrimos un personaje riquísimo, que permitía reflejar el trabajo no conocido de la militancia. Él tuvo la posibilidad de ser sub-oficial de la Fuerza Aérea y decide no pasar ser a oficial. Lo cual lo inhabilita de comandar sus propios vuelos. Estamos  hablando de un personaje que renuncia a muchas cosas para mantener sus ideales”.

La idea fue hacer una película sobre un hombre común al que le pasaron cosas increíbles”. Villafañe, que también estuvo en la presentación, consideró que retrataron a un hombre sin ambiciones de fama. “En el medio de esta historia comenzaron a aparecer un montón de personas más, toda la gente que tuvo que ver con aquella resistencia. Trabajaron muchísimo, y trascendieron poco. Recién ahora hay un revisionismo y se los ha comenzado a conocer. Pero la idea fue hacer una película sobre una persona”, sostuvo Sánchez.

Medici mantuvo una convicción con el peronismo, y los cineastas le facilitaron un material audiovisual en donde vemos cómo Juan Domingo Perón le otorga una condecoración. Una secuencia que, según comentaron, lo emocionó. No obstante, Sánchez comentó que “no quería mostrar que era peronista, pero en su casa había una iconografía peronista permanente”.

La película no tiene distribución asegurada, pero comenzará un recorrido por festivales y se estrenará en el transcurso del año.

Comentarios