EscribiendoCine
23/12/2011 12:29

Las  salas de cine de Venezuela estrenaron al menos quince películas nacionales que convocaron más de un millón trescientos mil espectadores durante todo 2011. Er Conde Jones, de Benjamín Rauseo, fue lo más visto del año y una de las más taquilleras de la historia.

El chico que miente

(2011)


Según pública Últimas Noticias en base a datos de Cameo Marketing Audiovisual, la lista de los diez largometrajes venezolanos más vistos en el país comienza con Er Conde Jones de Benjamín Rauseo (696.370 espectadores), El chico que miente de Marité Ugas (149.859), El rumor de las piedras de Alejandro Bellame (110.000), Una mirada al mar de Andra Ríos (85.127) y Reverón de Diego Rísquez (73.287).

Los otros films que figuran entre los más vistos son Dudamel, el sonido de los niños, documental de de Alberto Arvelo (59.130), Último Cuerpo de Carlos Daniel Malavé (33.110), Cortos interruptus, de varios directores (29.226), Días de poder de Román Chalbaud (24.692), Travesía del desierto de Mauricio Walerstein (18. 689), Samuel de César Lucena (15.193), y Erase una vez un barco, documental de Alfredo Anzola (2.903).

Hora Menos de Frank Spano arriba a su cuarta semana en cartelera con 12 mil espectadores, mientras que Cenizas Eternas de Margarita Cadenas se estrenó este 9 de diciembre y a la fecha consigue la misma cantidad de espectadores. Con el estreno de Patas arriba de Alejandro García Wiedemann, el cine nacional baja el telón por este año.

En todo caso, lo que podría reflejar el comportamiento del público venezolano ante la producción nacional es que no ha aumentado mucho el interés por el cine hecho en casa a diferencia del año pasado, cuando las trece películas estrenadas lograron concentrar alrededor de un millón setecientos mil espectadores, según datos oficiales.

El presupuesto para el 2011 fue de catorce millones de dólares, estimando la realización de setenta y cuatro proyectos, entre cortos, largometrajes, ficción o documental, tal y como lo reseñó AFP en un reportaje recientemente publicado.

Sin embargo, sólo dos documentales figuraron en los estrenos oficiales (Don Armando de Jonathan Reverón no ingresado a la cartelera). Los cortometrajes nacionales, más allá de los festivales, no han sido proyectados por las grandes distribuidoras como Cinex y Cines Unidos (las alternativas son Gran Cine y la red de salas de la Cinemateca Nacional, pero tienen menos espacios e impacto).

Es deducible que la comedia fácil le ganó al drama social, por encima de la calidad cinematográfica, en cuanto a preferencias con esa coronación de Er Conde Jones, que ocupa el 15° lugar de las películas venezolanas más taquilleras de la historia, recaudando más de tres millones de dólares.

El primer estreno del año que viene podría corresponderle al film Donde todo comenzó de Jacobo Penzo. Se espera también para el primer trimestre de 2012 El manzano azul de Olegario Barrera, Er relajo der loro de John Petrizzelli, Azul rosa y no tan rosa de Miguel Ferrari, Azú de Luis Alberto Lamata y Memorias de un soldado de Caupolicán Ovalles, entre otras.

Comentarios