Noticine
24/08/2011 16:39

Justo antes del estreno comercial de su último trabajo, La piel que habito, podrán verse en una sala de Madrid y otra de Barcelona tres películas claves en la primera trayectoria de Pedro Almodóvar. El manchego asegura que él será el primer espectador, "tras treinta años esperando a ver si conseguía sentirme lo suficientemente lejos para acercarme a mi propio cine".

Mujeres al borde de un ataque de nervios

(1988)
6.5

"Por fín creo que ha llegado el momento, al menos con mi producción de los años 80. Es una pena que uno no pueda ser espectador de sus propias películas, tienes que verlas despedazadas tantas veces antes del estreno, que pierdes por completo la distancia para disfrutarlas", sostiene el realizador español más universal sobre este pequeño ciclo que organizarán los cines Yelmo Ideal (Madrid) y Yelmo Icaria (Barcelona), del 29 de agosto al 1 de septiembre.

"Hasta ahora no había sentido que ya han pasado 28 años desde que rodé "Entre tinieblas" y 25 de "La ley del deseo". Para mí es un sueño poder verlas en pantalla grande y en digital ahora, justo en el momento en que puedo acercarme a ellas como espectador. Agradezco enormemente la iniciativa de los cines Yelmo de volver a programarlas en ocasión del estreno de mi última película", afirma Almodóvar.

De Entre tinieblas, su tercer largometraje, que se verá el lunes próximo, dice que "fue la película en que empecé a tomar conciencia del lenguaje cinematográfico y a fascinarme con él". Sobre ¿Qué he hecho yo para merecer esto? (día 30) recuerda como "la mayoría de los críticos que hasta entonces me consideraban una petarda con gracia, empezaron a tratarme como director de cine. Supongo que el cambio se produce porque Qué hecho yo... era mi película más social".

Finalmente, el manchego considera que La ley del deseo (31 de agosto) "goza de verdadera devoción en todo el mundo, nunca he recibido tantas cartas emocionadas, hablándome de lo que la película supuso para la vida de algunos espectadores. Yo también la considero una película esencial en mi trayectoria".

Finalmente, en el texto que el autor de Mujeres al borde de un ataque de nervios ha preparado por este triple reestreno, reitera su agradecimiento por la iniciativa y concluye que "Además, estamos en verano. Y las reposiciones son para el verano...".

Comentarios