Ezequiel Obregón
21/05/2011 08:14

En un hotel céntrico, los productores, la realizadora y parte del elenco del filme (Sofía Gala Castiglione y Daniel Fanego) dialogaron con la prensa. También se hizo presente la presidenta del INCAA, Liliana Mazure.

Todos tenemos un plan

(2011)

Todos tenemos un plan es la ópera prima de Ana Piterbarg y se filmará durante siete semanas en la zona del Tigre y las dos restantes en España. La venta internacional estará a cargo de Fox y cuenta con un elenco encabezado por Viggo Mortensen, Soledad Villamil, Sofía Gala Castiglione, Daniel Fanego y el español Javier Godino.

“Hacer una ópera prima es muy difícil. Por suerte, y lamentablemente, se me ocurrió una historia muy complicada, por eso me llevó mucho tiempo convencer a los productores. Tuve la suerte de encontrarlo a Viggo, hace mucho tiempo venía pensando en él. Uno puede decir “los sueños, sueños son”. Pero la verdad que no. Un día me lo encontré, muy casualmente, y le dije que tenía un guión para que leyera, porque me interesaba que haga la película conmigo. Y un día me dijo que sí. Y a partir de ahí, todos mis problemas que eran infinitos pasaron a ser finitos. Así siguió este sueño, porque si había convencido a Viggo todo después parece más fácil”, dijo la debutante Ana Piterbarg. Sumada la presencia de una estrella internacional, todo parecía más sencillo. Pero restaba armar la estructura que hiciera posible un rodaje en pleno Delta del Tigre, con un costo que –según la productora Vanesa Ragone- asciende a los tres millones y medio de dólares.

EscribiendoCine le preguntó a la directora sobre la elección del espacio para el desarrollo de este policial: “Empecé con esta historia hace muchos años, cuando empecé a escribir había pensado en un lugar que tuviera ríos. Volví a ir al Tigre e hice una investigación para escribir. La historia recién empezaba. Y a partir de una persona que trabajaba en Cultura de ese municipio, pude conocer lugares que uno como turista no conoce”

Mortensen, antes de hablar de la película, hizo una valoración de la estética de Lars Von Trier y un repudio de sus dichos en el Festival de Cannes que motivaron ser declarado “persona no grata”.  En relación a su participación en Todos tenemos un plan manifestó: “Estoy muy contento de estar acá con este equipo, con nuestros productores y sobre todo con Ana. Hace años que venimos hablando. Las cosas fueron cambiando, estuvimos a punto de hacerlo y no se hizo. Es así el cine independiente, cuesta llevarlo adelante y contar un cuento como éste, tan especial. Es un producto casero, de esta casa, que también ha sido mi casa. Y la siento como mía. Es la primera vez que voy a rodar acá.”  Sobre su personaje dijo: “Interpreto a dos hermanos, muy parecidos y a la vez muy distintos. Lo que me gusta es que hay palabras y música de las palabras. Y la música debajo de las palabras y entre ellas es algo que no tiene un tiempo lineal. Es algo que tiene que ver con lo que se pierde, lo que se añora, la nostalgia, la duda, los celos. Todo eso está en este cuento de film noir.”  Y remató con “y la base está”, recordando la popular frase del “Bambino Veira”, figura del club San Lorenzo del cual el actor es fanático. 

Vanesa Ragone, productora de Haddock Films (responsable de la exitosa y ganadora del Oscar El secreto de sus ojos, entre otras cintas) valoró que el INCAA aportara fondos para la concreción del proyecto, en una fuerte alianza de inversiones privadas y públicas. “Llegamos a esta película por pura convicción. La dueña de la convicción es Ana, que nos convenció a todos para que pongamos lo mejor. El INCAA nos apoyó siempre, y nos da la posibilidad de hacer un cine libre, en donde cada uno escribe lo que quiere y lo que piensa, y lo puede desarrollar. Nuestra relación con TELEFE es también óptima. Una película de este tamaño necesita una coproducción con España y con otros productores que se han sumado”.

Soledad Villamil se refirió a su participación protagónica junto a una estrella del cine mundial: “Si algo tiene de extraordinario este trabajo es que por un lado pueden ocurrir cosas como éstas. Primero, que te llamen para hacer una película: extraordinario porque se sale de lo ordinario.  Segundo, que te acerquen un guión en donde hay un personaje que te convoca. Y luego que te digan “el protagonista es Viggo Mortensen. Pero aún más extraordinario es que uno se encuentra a trabajar y encontrás a alguien de una calidad actoral y humana como la de Viggo. Que tiene un nombre, pero es un compañero de trabajo. Tal vez es difícil de explicar o difícil de entender, me imagino lo que puede significar en el imaginario del público o un periodista el pasaje de una estrella mundial a un compañero de trabajo, al que le gusta ensayar, como a mí y a Ana. Y eso es... extraordinario”.

Todos tenemos un plan cuenta una historia policiaca que se desarrolla en la región de Tigre. Viggo Mortensen interpretará a un hombre que asumirá la personalidad de su fallecido hermano gemelo.

Comentarios